10 años de prisión para Gabriela Núñez por matar a su expareja

El Tribunal declaró culpable a Gabriela Núñez por el delito de homicidio preterintencional agravado por el vínculo.

124

El tribunal decidió declarar culpable a Gabriela Macarena Núñez por el asesinato de su expareja en la puerta de su casa tras una fuerte discusión, ocurrido en un barrio de Pocito. La mujer explotó en llanto tras conocer la primera resolución de los jueces, mientras que la familia de la víctima tuvo un desahogo en fuerte abrazo que se dio al finalizar la audiencia. El crimen sucedió la madrugada del 2 de octubre del año pasado. Núñez le lanzó un ladrillo a Gonzalo Martínez, que terminó siendo mortal.

 

El presidente del tribunal, Javier Figuerola, leyó el fallo de culpabilidad de Núñez, donde además estableció que la mujer quedara detenida con prisión preventiva hasta que la sentencia quede firme. Luego indicó que la lectura de la resolución de la cantidad de años de la condena se leería al mediodía.

La mujer fue declarada culpable por el delito de homicidio preterintencional agravado por el vínculo, ya que la mujer mató al hombre con el que tuvo una relación y además era el padre de sus hijos.

 

Por eso podría recibir una pena de entre 10 y 25 años de prisión. La fiscalía, representada por los fiscales Francisco Micheltorena, y la querella, llevada por el abogado Gustavo de la Fuente, habían solicitado 15 años de cárcel por mencionado delito. Al final, el tribunal les dio la razón, aunque puede haber una diferencia con el monto de la pena. Eso se conocerá más tarde.

 

El abogado Gustavo de la Fuente festejó la decisión de los jueces Figuerola, Federico Rodríguez y Gema Guerrero. Dijo que durante todo el proceso pidió que Núñez estuviera presa por ser una persona mentirosa, maltratadora e incumplidora con el tiempo de la Justicia. Cabe aclarar, que la imputada y ahora condenada llegaba tarde a las primeras audiencias del juicio.

 

La familia de Núñez estalló en un importante desahogo tras conocer la resolución de la Justicia. Los hermanos de Gonzalo y sus padres se abrazaron tras finalizar la primera lectura del veredicto en la sala 6.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.