Abusó sexualmente de la hija de su pareja en reiteradas ocasiones: quedó libre

Este viernes la Justicia decidió dejar en libertad a Carlos Sebastián Famar, un hombre que abusó sexualmente a la hija menor de su pareja.

Fuentes judiciales el caso surge de una investigación fiscal que acredita que una menor de 14 años, vivía semana por medio, en virtud del régimen de parentalidad, junto a su madre, y sus dos hermanos, uno de 16 y otro de 13, en el domicilio ubicado en Barrio Fragata Sarmiento, en Chimbas.

Pero a la vivienda también iba Carlos Sebastián Famar, pareja de la progenitora de la víctima. El sujeto en varias ocasiones abusó sexualmente de la joven.

La Justicia determinó que los ilícitos comenzaron en el mes de diciembre del año 2020, prolongandose durante varios meses. Los actos consistieron en besos en la boca y reiterados tocamientos en las partes íntimas.

Como consecuencia de los ultrajes sexuales, la menor se encuentra en tratamiento psiquiátrico y psicológico. Las profesionales a cargo manifestaron el grave riesgo en que la damnificada se encuentra.

Por esto, la fiscalía acusó a Famar por abuso sexual gravemente ultrajante doblemente agravado por resultar un grave daño a la salud mental de la victima y por la convivencia preexistente. Lo condenaron a la pena de 3 años de prisión de cumplimiento condicional, como autor penalmente responsable del delito. Aunque solicitaron la pena de 10 años de prisión.

Las medidas impuestas al abusador

II) MANTENER LA LIBERTAD DEL CONDENADO en este proceso, sin perjuicio de quedar a disposición de otra autoridad judicial que lo requiera.

III) DISPONER que durante el término de tres años el condenado cumpla las siguientes reglas de conducta conforme lo establece el art 27 bis del CP:

a) Fijar residencia y someterse al cuidado del patronato correspondiente,

b) abstenerse de usar estupefacientes y del consumo en forma abusiva de bebidas alcohólicas,

c) prohibición de acercamiento hacia la menor, a una distancia no menor de 300 mts,

d) prohibir cualquier tipo de acto turbatorio o molesto por cualquier medio (esto es redes sociales, facebook, whatsapp, telefonía fija, móvil), por sí o por interpósita persona, con relación a la víctima menor de edad

Comentarios