Fingieron ser policías y asaltaron a una familia de Chimbas, les robaron $40 mil

“Policía”, dijeron de afuera. La dueña de casa salió a atender por la ventana del kiosco, pero no vio a nadie. Después se asomó por la ventana de la vivienda y observó a unos sujetos vestidos de ropa oscura. Creyó en verdad que eran policías, pero los desconocidos resultaron ser asaltantes armados que irrumpieron al domicilio, amenazaron a toda la familia y minutos más tarde escaparon con 40 mil pesos.

Esta fue la secuencia del violento atraco ocurrido el martes pasadas las 22.30 en una casa de la calle Chacabuco en Villa Juan XXIII, Chimbas. Andrea y su marido Maximiliano Pelayes estaban en el comedor cuando escucharon que llamaron a la puerta y una voz masculina gritó: “Policía”. La mujer miró primero por la ventana del kiosco.

“Nos insultaban. Nos decían: ‘quedensé quietos hijos de pu…’ A mi marido le gatillaron en la cabeza, pero no salió el tiro”, relató la chica.

Como no vio a ninguna persona afuera, caminó hasta la otra ventana de la casa y miró hacia el jardín. Ahí notó a un hombre vestido con ropa oscura. “Pensé que era un policía. Y les abrí la puerta”, dijo Andrea, quien se topó de frente con unos desconocidos que usaban cuelleras y la empujaron para adentro de la vivienda.

Los sujetos eran tres delincuentes que portaban revólveres y que de inmediato encañonaron a la joven mujer, a su marido y a sus tres hijos de 6, 4 y 1 años. A ella la obligaron a sentarse en una silla, mientras que al hombre y a los niños los tiraron al piso. “Nos insultaban. Nos decían: ‘quedensé quietos hijos de pu…’ A mi marido le gatillaron en la cabeza, pero no salió el tiro”, relató la chica.

Los ladrones intentaron atarlos, pero después desistieron. Revisaron toda la casa y lo único que se llevaron fue el celular de la joven y los 40 mil pesos de la recaudación del kiosco. Los amenazaron para que no se movieran, salieron y escaparon corriendo por calle Chacabuco en dirección al norte.

 

FUENTE: Tiempo de San Juan

Los comentarios están cerrados.