Sanjuanina se animó a denunciar el terrible ataque sexual que le hizo vivir su padrastro en la infancia y lo condenaron

Hace poco más de 8 años y 7 meses, una joven sanjuanina vivió un desagradable ataque sexual en su propia casa. Y el victimario no fue otro que su padrastro, hasta ese momento, una persona de absoluta confianza con quien convivía.

Y ese horrible momento quedó grabado en su memoria para siempre. A tal punto, que casi 9 años después esa chica se animó a denunciar el caso y eso llevó al degenerado al banquillo de los acusados, informaron fuentes judiciales.

Pero más allá de haber sido sometido a un proceso penal, el depravado no irá preso debido a que le aplicaron un castigo condicional.

El condenado se llama Juan Gabriel Rodríguez y fue condenado por el delito de abuso sexual simple agravado por haber sido cometido por ser quien estaba a cargo de la guarda de esa nena, precisaron fuentes del caso.

El hecho que lo llevó ante la Justicia ocurrió un fin de semana de noviembre de 2013 en la vivienda que compartía el depravado, con su pareja, la víctima y dos hermanos.

Esa noche, alrededor de las 23.30, la mujer y sus tres niños cenaron y se fueron a dormir. A las 3 de la madrugada siguiente llegó Rodríguez y eso generó una pelea de pareja que terminó con el sujeto «castigado» y durmiendo en la habitación de los tres niños.

Por eso entonces, la niña estaba en su cama y un momento después, su padrastro se metió en su cama y comenzó a tocarle la pelvis y la vagina.

La nena se hizo la dormida e intentó sacarle la mano, pero ahí el degenerado volvió a manosearla, solo que esta vez lo hizo por debajo de la ropa interior, mientras la susurraba «vení, vení» precisaron fuentes judiciales. Acto seguido, la menor salió corriendo de la habitación y fue a acostarse con su madre.

Al final de cuentas, el sujeto fue denunciado y llegó al banquillo de los acusados. Finalmente, un juez resolvió condenar a Rodríguez a la pena de 3 años de prisión condicional. Es decir, no irá preso a menos que en esos 3 años cometa otro delito o una falta que lo lleve nuevamente ante la Justicia.

Los comentarios están cerrados.