Caucete: Siguió a su ex, la acuchilló en la calle y acabó desmayado de un ladrillazo

El agresor está grave e internado. Quien lo dejó en ese estado es la actual pareja de la mujer y por estas horas ese otro hombre es buscado por la Justicia y la Policía.

La siguió, la interceptó, la acuchilló y acabó inconsciente por un ladrillazo en la cabeza. Y no solo eso, actualmente esa lesión lo dejó internado en grave estado en el Hospital Rawson.

En síntesis, eso fue lo que sucedió en la tarde noche del domingo en Caucete en lo que fue un ataque machista contra una mujer. Ataque que fue perpetrado por su ex, al enterarse que la víctima había iniciado una nueva relación.

No obstante, casi de una manera karmática, el agresor acabó desmayado en la calle después de ser atacado por la actual pareja de la mujer. Y  ahora, la UFI de Delitos Especiales y la Policía están tratando de localizar a este último para dilucidar cómo fueron los hechos.

 

 

Despedida y encuentro

Al ser un caso que está siendo investigado como un hecho de violencia de género, este diario no identificará a la mujer. Trascendió que tiene 36 años y el relato policial brindado ayer no fue exacto.

Pero eso tiene una explicación: el que dio esa primera versión a los uniformados fue un hermano del sujeto que ahora pelea por su vida en el hospital, expresaron fuentes del caso a este medio.

El parte policial indicaba que la mujer y un tal Vilchez (38) habían sido agredidos en una casa por un hombre de apellido González. Sin embargo, lo que pudo reconstruir el personal a cargo del fiscal José Plaza es que la situación fue totalmente distinta.

 

 

Fuentes judiciales expresaron que la víctima y Enrique Ramón Vilchez (38) habían mantenido una relación de años. Durante ese vínculo la mujer lo denunció por violento y hace una semana ella decidió terminar definitivamente la relación, agregaron las fuentes.

Después de terminar la relación, la víctima establó un vínculo con ese tal González. Las fuentes del caso indicaron que parece que Vilchez se enteró de eso y ayer en la tarde fue a buscar a su ex. Los pesquisas explicaron que hacía dos semanas que la mujer no veía a su hijo y el domingo lo fue a despedir a la parada de colectivos ubicada en calle Río Negro, una arteria que está paralela a la Ruta Nacional 20.

Ese joven estaba con su novia y hasta ahora los investigadores desconocen cómo fue que Vilchez se enteró el horario y la dirección precisa donde iba a estar su expareja.

Lo cierto es que para llegar a ese sitio, Enrique le ofreció unos pesos a un amigo para que lo llevara en moto hasta esa calle. Fuentes judiciales consultadas por este diario dijeron que, al parecer, el motociclista desconocía la motivación de Vilchez por llegar a esa arteria y lo llevó sin más preámbulos.

Mientras el agresor se dirigía a la parada de colectivos, la mujer y González también llegaron en moto para despedir a la joven pareja. Un rato después, la víctima y su novio vieron a Vilchez acercarse con su amigo en moto.

La siguió por más de 1 kilómetro

Al verlos, la víctima le pidió a González que se fueran del lugar. Y así fue. La pareja se subió a la moto y se fueron por calle Río Negro. A varios metros de distancia, Vilchez y su amigo los seguían.

Según fuentes judiciales, esa «persecución» se extendió por más de 1 kilómetro, hasta que en un momento dado la mujer decidió que era hora de parar esa situación e intentó hablar con su ex.

Lo que pasó después fue brutal. Fuentes del caso detallaron que Vílchez se bajó armado con un cuchillo y lastimó a su ex. Con esa arma blanca, el sujeto le hizo varios cortes a la mujer. Las manos, una pierna, el pecho fueron los lugares donde resultó herida la víctima.

Al ver esa situación, el amigo del agresor decidió irse. Por su parte, González fue a pedir ayuda a las casas vecinas y cuando regresó vio a su pareja tirada, inconsciente. Eso provocó que tomara un ladrillo y se lo lanzara a la cabeza del atacante, informaron fuentes judiciales.

Y el golpazo del proyectil dejó desmayado a Vilchez. Tras dejarlo en ese estado, González  cargó a su pareja en la moto y la llevó al Hospital César Aguilar, en Caucete.

Luego de eso, el amigo de Vilchez regresó a la escena y lo vio desmayado en la calle. Entonces decidió ir a buscar la ayuda de un hijo del sospechoso y entre los dos lo trasladaron al Hospital Rawson, dijeron fuentes del caso.

El estado de la víctima y el agresor

Fuentes judiciales indicaron que la mujer fue asistida en ese centro de salud y después de varias horas le dieron el alta. Personal de la UFI de Delitos Especiales la entrevistó en ese centro de salud, pero llamativamente intentó desligar a González de la maniobra.

«La mujer se mostró reacia a decir que su actual pareja estaba acompañándola al momento de ser agredida. Es más, dijo que estaba sola. Pero los testimonios de testigos y unas cámara de seguridad de la zona demuestran lo contrario», indicó una fuente que participa de la pesquisa.

Con respecto al estado de salud de Vilchez era grave y actualmente se encontraba internado en el Hospital Rawson con pronóstico reservado. El que no aparece en la ecuación es González, dado que luego de llevar a su pareja al hospital caucetero desapareció.

Y ahora los pesquisas lo buscan por el delito de lesiones graves, aunque aún no fue declarado prófugo. Es que la idea es entrevistarlo y así obtener otra versión de los hechos, revelaron fuentes judiciales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Telesol Diario

Comentarios