Caucete: Un violento, un ataque incendiario y una chica en llamas por una plaza

La víctima tiene 22 años y fue atacada por su ex, de 21. Fue rociada con un líquido inflamable y quemada. Sufrió quemaduras de primer grado

Una chica vivió en la noche del domingo un violento ataque concretado, supuestamente, por su ex pareja en una plaza de Caucete. Fuentes policiales informaron a este diario que esa agresión fue brutal: el sospechoso la roció con algo inflamable y le prendió fuego.

 

Y la chica atinó a salir corriendo de manera desesperada y con parte de sus prendas en llamas a pedir auxilio. Y la encontró: una vecina la ayudó a desvestirse. Luego la llevaron a dos hospitales para ser asistida por las quemaduras que sufrió y una descompensación cuando era entrevistada en el CAVIG.

Luego de todo eso, la víctima decidió no denunciar al violento, pero más allá de su decisión las autoridades están investigando el caso de oficio.

 

El ataque

Para preservar la integridad de la víctima, este diario no la identificará. La chica tiene 22 años y fue atacada por su ex, un joven de 21.

 

Fuentes policiales precisaron que el de anoche no fue el primer hecho violento que protagoniza esta pareja. Se supo que ambos estaban en la plaza del barrio Área II de Caucete.

La versión policial señala que ambos estaban en ese sitio. Eran alrededor de las 22, y en la Policía suponen que hubo algún tipo de discusión entre ambos.

 

Lo concreto es que allí, el sujeto tomó un líquido inflamable y se lo lanzó a la chica, en el jean y parte del abdomen. Había una versión de que ese líquido podría ser un perfume, pero desde la fuerza no lo confirmaron debido a que estaban en «pleno proceso de investigación».

Ese líquido cayó en gran medida en las piernas de la víctima, explicaron fuentes policiales. Fue en ese momento cuando el agresor tomó un papel, le prendió fuego y se lo arrojó a la joven, expresó un jefe policial. La víctima se paró y salió corriendo con su pantalón en llamas.

El agresor escapó y su ex corrió hasta la casa de una vecina pidiendo ayuda. En esa vivienda fue que se sacó el pantalón, aún en llamas. Para ese momento, sus piernas habían sufrido quemaduras de primer grado, informaron fuentes policiales a este diario.

 

Tras el alerta a la Policía, la joven fue trasladada en primera instancia al Hospital César Aguilar de Caucete y luego de realizarle algunas curaciones la llevaron al Centro de Abordaje de Violencia Intrafamiliar y de Género (CAVIG).

Una vez en ese organismo, dedicado a investigar y contener a víctimas este tipo de delitos, la chica se descompensó y la tuvieron que llevar al Hospital Rawson.

 

Una vez asistida en ese hospital, la trasladaron de regreso al CAVIG, pero, sorpresivamente, decidió no hacer la denuncia contra su ex, aseguraron en la fuerza. De todos modos, en la Policía dijeron que investigarán el caso de oficio debido a las lesiones que sufrió la víctima.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Telesol Diario

 

 

Comentarios