Compró un auto de alta gama y se lo llevaron de la puerta de su casa. ¡Tenia pedido de captura!

44

Una vecina de Rawson se llevó una amarga sorpresa días atrás cuando un grupo de policías le dio una noticia que la dejó helada.

El autazo que acaba de comprar debían llevárselo porque era buscado en todo el país. La mujer no lo podía creer y describió que al rodado ni siquiera terminaba de pagarlo, precisaron fuentes policiales.

Este sábado desde la Policía informaron que ese operativo se dio el 11 de mayo pasado en el barrio Valle Grande y fue cuando efectivos de la Brigada Sur patrullaban esa zona.

A los efectivos les llamó la atención ver un flamante Mercedes Benz modelo C240 mal estacionado y abandonado. Al revisar el número de patente, los uniformados se enteraron que ese rodado alemán era buscado en todo el territorio nacional.

En la fuerza dijeron que un mes antes, más precisamente el 11 de abril, habían emitido un pedido de secuestro desde Mendoza ya que el rodado había sido robado tras un asalto.

Mientras los policías estaban mirando el vehículo apareció una mujer que dijo ser la dueña. En la Policía explicaron que la vecina les dijo que había comprado el Mercedes dos semanas antes, pero que nunca le mencionaron, ni pusieron en el boleto de compra venta que tenía pedido de secuestro.

Por otra parte, la propietaria manifestó que para comprar ese auto modelo 2002 había entregado en parte de pago 600.000 pesos en efectivo y 2 motos. Y que además le faltaban abonar 3 cuotas de 200.000 pesos cada una.

En principio, la mujer sería una compradora de buena fe y de comprobarse eso, pasaría a ser damnificada en la causa, detallaron desde la Policía.

Otro auto robado

Los mismos efectivos recuperaron en otra parte de Rawson un auto que había sido robado en Córdoba.

En la Policía dijeron que los policías de la Brigada Sur estaban de patrullaje en el barrio Capitán Lazo cuando vieron algo que les llamó mucho la atención. Eso fue el pasado 17 de mayo.

Un VW Fox gris con las patentes truchas. A simple vista, esas chapas no eran como las originales y al corroborar el número y las letras descubrieron que tenía pedido de secuestro de Córdoba.

En ese momento, un vecino se acercó a los uniformados y les dijo que era el dueño. Al conocer qué pasaba, el vecino les contó a los policías que hacía años que tenía en su poder el coche y que no sabía que era robado, según datos policiales.

El auto fue incautado y llevado a la sede de la Brigada Sur para seguir con los trámites legales correspondientes.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.