Crimen en Pocito: el cotejo de ADN dio positivo para los hermanos detenidos

Así lo informó el Fiscal a cargo de la investigación, Iván Grassi, sobre la prueba realizada a los hermanos Aballay.

El domingo 18 de septiembre, el barrio «Campo de Batalla», en la localidad de Carpintería en Pocito, fue el escenario de un violento crimen. Allí, Eduardo Brizuela de 32 años perdió la vida tras una gresca y por el hecho dos hermanos de apellido Aballay quedaron detenidos y fueron enviados a prisión luego de la audiencia de formalización.

Pasados casi dos meses del homicidio, se conoció que el cotejo de ADN realizado sobre prendas de vestir de los imputados dio positivo en cuanto a que los rastros de sangre pertenecían a la víctima, Eduardo Brizuela.

«El ADN de los hermanos Aballay salió y dio positivo, se les encontró ADN de la víctima en las prendas de ellos. En la causa ya se está trabajando en la acusación», contó el Fiscal a cargo de la investigación, Iván Grassi, a Diario La Provincia SJ. 

Tras la detención de los hermanos Aballay hubo un tercer aprehendido, de apellido Valle, que fue acusado de encubrimiento, sin embargo, en la audiencia de control de acusación fue excarcelado. Actualmente, los imputados cumplen seis meses de prisión preventiva en el Servicio Penitenciario Provincial.

Ambos están acusados como coautores de homicidio simple en concurso con robo simple, ya que después del homicidio, le sustrajeron a la víctima fatal una riñonera. «Esa riñonera fue encontrada detrás de la casa de uno de los hermanos Aballay, en un baldío que hay detrás, y efectivamente tenía sangre de uno de ellos», reveló el Fiscal.

Y agregó: «Calculamos que para antes de fin de año podría estar presentada la situación».

Comentarios