El BID otorgó el préstamo a la Argentina por US$ 700 millones

El objeto es que el país "cubra sus necesidades de financiamiento de corto plazo y proteja el gasto social a grupos vulnerables y en infraestructura", señaló el organismo en un comunicado. Los fondos "van a ingresar en las próximas 48 horas", aseguró Massa.

El Directorio del BID aprobó este miércoles un paquete de Financiamiento Especial para el Desarrollo (SDL) de US$ 700 millones para la Argentina, en el marco de la visita del ministro de Economía, Sergio Massa, en Washington, en ocasión de la reunión anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

«Este desembolso ayuda a fortalecer las reservas argentinas», destacó el jefe del Palacio de Hacienda en su cuenta de Twitter, en un mensaje en el que también remarcó que «se aprobó por unanimidad».

Massa precisó que los fondos «van a ingresar en las próximas 48 horas» y que el préstamo «forma parte del paquete de apoyos financieros que la Argentina tiene de distintos (organismos) multilaterales».

El préstamo fue confirmado por el BID en un comunicado, en el que precisó que se destinará a la cobertura de necesidades de financiamiento de corto plazo, así como para proteger el gasto social a grupos vulnerables y en infraestructura, «mientras se implementan reformas para reducir el déficit público, promover la estabilidad de los precios y asegurar la sostenibilidad de la deuda»

El financiamiento del BID está alineado con los objetivos del Acuerdo de Facilidades Extendidas del FMI y en ese marco «contribuirá a fortalecer las finanzas públicas, asistirá los esfuerzos encaminados a la estabilidad de precios, y apoyará el fortalecimiento de la balanza de pagos».

El préstamo del BID tiene un plazo de amortización de siete años y un período de gracia de tres años y una tasa de interés basada en la SOFR (Secured Overnight Financing Rate, tasa de referencia en dólares).

La aprobación del crédito coincide con el primer día del ministro de Economía, Sergio Massa, en Washington, quien viajó a esa ciudad para participar de la Asamblea Anual del FMI y del Banco Mundial, de la Cumbre de ministros de Finanzas del G20 y de otro encuentro de ministros de Finanzas que organiza el BID, entre las reuniones más importantes.

De esta forma, queda pendiente el tratamiento de un préstamo PBL (Policy-Based Lending) de US$ 500 millones.

Este «Programa de Apoyo a Políticas Públicas para el Crecimiento Sostenible y Resiliente en Argentina» significa un aumento de US$ 200 millones en apoyo presupuestario como resultado de una priorización de la programación de la Argentina.

El paquete de financiamiento SDL, así como el préstamo PBL, fueron demorados en la agenda del BID en los meses previos, en parte por la repentina irrupción de la decisión de destituir al entonces presidente de la organización financiera, Mauricio Claver-Carone.

El funcionario fue reemplazado de manera interina por la hondureña Reina Mejía Chacón hasta tanto culmine el proceso de votación del organismo, que ya se inició y que se extenderá hasta fines de octubre.

Los préstamos a la Argentina

Hace unas semanas, el BID resaltó que «el apoyo presupuestario del Banco a Argentina se enmarca en el cumplimiento de un acuerdo existente con el Fondo Monetario Internacional (SDL) y la propia evaluación del BID de las condiciones macroeconómicas del país (PBL)», debido a que se trata de fondos de libre disponibilidad.

Precisamente el pasado viernes la Argentina obtuvo el visto bueno formal del FMI, que aprobó la segunda revisión del programa de US$ 44.000 millones que mantiene con nuestro país, y que dio la luz verde para el desembolso de US$ 3.800 millones de ese organismo que pasará a computarse desde en las reservas argentinas.

De esta forma, el Gobierno espera sumar entre el FMI y el BID US$ 5.000 millones en reservas de parte de los organismos, y espera otros US$ 5.800 millones del FMI que vendrían en diciembre, con la aprobación de la tercera revisión correspondiente al tercer trimestre de 2022.

Comentarios