Gregorio Dalbón cuestionó en varias ocasiones su investigación en la causa de los cuadernos de la corrupción. Para el defensor de la vicepresidenta, «la muerte lo salvó de ser juzgado».

El abogado de la vicepresidenta señaló: «La muerte lo salvó porque me hubiese gustado que el Concejo de la Magistratura lo hubiera juzgado».

Dalbón se refirió en duros términos contra Bonadio: «Yo no me alegro que haya muerto. Hubiese preferido que pague por todos los atropellos y la persecución que no solamente fue contra Cristina Kirchner, sino con todos los juicios que armó y por toda la gente que metió presa cuando podrían haber estado en libertad hasta que tengan una sentencia firme».

 

FUENTE: El Pais Diario