INTERNAS EN EL PJ: Se rompió la cábala de Gioja, y la roja no lo ayudó

Como cada elección en la que participa como candidato, José Luis Gioja, utiliza una campera roja como «cabala», el mismo la llegó a definir «la roja de la suerte». 

Esa, es la misma campera de abrigo, que lo acompaña, desde el año 2003, momento en que fue candidato a gobernador por primera vez, y que lo «ayudó» a repetir en el 2007, 2011 al frente de la provincia. Similar situación, ocurrió en 2015 y 2019, cuando fue candidato a diputado nacional y fue reelegido hasta el año 2023.

Hoy, la rojita de la suerte, la cabala de años, no le funcionó como esperaba, y eso que el hoy legislador nacional, la utilizó desde que se levantó y hasta el momento del cierre de urnas, en estas internas en las que no pudo hacerse ni su hermano con la presidencia del consejo provincial, ni el con el primer escaño como congresal nacional, ganándole la pulseada Mauricio Ibarra. 

Todo tiene un comienzo y un final, se habló mucho de esta etapa en la que iban a quedar algunos victoriosos y otros heridos, pero nadie esperaba que tan heridos como los hermanos Gioja. 

En un momento se especuló con importantes cortes de boleta, pero eso nunca ocurrió, y hoy Sergio Uñac, renovó su mandato al frente del Partido Justicialista, y dejó en segundo plano a quien fue su mentor y conductor por muchos años. 

Según el exsenador, Ruperto Godoy, «La tradición historica del PJ, es que quien gobierna, conduce y el resto acompaña», y quizás fue eso lo que decidieron no romper los peronistas de San Juan el día de ayer. 

El panorama para «El Flaco» ahora es mas complicado, está en juego su carrera política de ahora en adelante, su voz no tendrá tanto peso en el Congreso Nacional del Justicialismo, y comenzará a ver el panorama de un punto distinto, desde afuera, como uno mas, y no como «El Gioja» al que nunca lo vieron perder desde el 2003.