La crisis causada por la pandemia del coronavirus obliga al Gobierno Provincial a reunirse con los gremios antes del mes de julio (como estaba previsto) para la revisión salarial . En marzo, los estatales ya habían advertido su preocupación por lo que hasta ese momento era una verdadera incertidumbre. Sin embargo, desde el Gobierno advirtieron que la situación en la provincia es complicada y analizan distintas medidas para hacerle frente.

De hecho, una de las posibilidades que surgen en estas circunstancias es que el gobierno local acuda a la utilización del Fondo de Asistencia Anticíclico, aunque advirtieron que las prioridades de este fondo son seguridad y salud. La recaudación de abril cayó un 25% y desde la cartera de Hacienda  estiman que en mayó caerá un 10% más.

En marzo, el Gobierno Provincial había ofrecido a los estatales (UPCN, ATE, Sitraviap, SOEME y ATSA) no solo un incremento del 13,5% en el sueldo básico dividido en tres tramos (5,5% en el mes de marzo, 3,5% en el mes de mayo y 4,5% en el mes de julio), sino que también había elevado la suma fija ofrecida a $1.350 a percibir desde ese mes.

En aquél momento, la Provincia asumió el costo de los $3.000 abonados en febrero, garantizando que los trabajadores no perciban menos  de los $4.000 establecidos para marzo. La revisión salarial estaba acordada para julio, pero la crisis por el coronavirus obligó a adelantarla.

 

 

Fuente: Tiempo de San Juan