La referente del Programa de Salud Indígena, Marisa Muratore conjuntamente con Lisette O’brien, de capacitación del Programa SUMAR, se reunieron en el salón de usos múltiples del hospital Dr. Ventura Lloveras en el departamento Sarmiento. El objetivo fue participar de una capacitación dirigida a los agentes sanitarios de las comunidades Originarias del departamento sureño.

“El abordaje integral en salud dirigido a todas las comunidades originarias de la provincia se viene realizando con buenos resultados”, resalta Teresa Laciar quien es la jefa de Programas Nacionales y Provinciales y agrega que a raíz de la pandemia de COVID-19 se realizan recomendaciones elaboradas por el Ministerio de Salud de Nación para prevenir la infección por coronavirus dando recomendaciones orientadas a la comunidad como distanciamiento físico, uso de tapaboca, lavado de manos, detección de síntomas de alarma, etc.

En Sarmiento participaron de la capacitación las comunidades Cochagual Norte y Cachagual Sur, Cienaguita y la de Guanacache, encontrándose muy distantes unas de las otras.

Los agentes sanitarios que participantes tienen la característica que son integrantes de las comunidades, e incluso su ingreso al sistema de salud estuvo consensuado por sus pares. Fue una estrategia del Ministerio de Salud que los agentes sean parte de las comunidades, ellos conocen su idiosincrasia, como están compuestas las familias, domicilios, etc. convirtiéndose en sus referentes sanitarios.

La segunda capacitación se realizó de manera remota a través de video llamada, se utilizó este medio de comunicación no solo por las distancias, los departamentos de Valle Fértil y 25 de Mayo, sino también para cumplir con el protocolo de distanciamiento social decretado por el Poder Ejecutivo Nacional.

En este encuentro virtual participaron los referentes de Usno de Valle Fértil mientras que de 25 de Mayo interactuó Punta del Médano y Encón.

Los agentes sanitarios realizan su trabajo en los centros de salud y también en terreno. Actualmente realizan entrega de medicamentos a personas de grupos de riesgo y han efectivizado el suministro de las vacunas contra la gripe y el neumococo en un 90% de su población a cargo.