El Papa Francisco donó 35 respiradores artificiales para asistir a pacientes diagnosticados con coronavirus  a varios países cuyos sistemas sanitarios tienen dificultades y son precarios en un nuevo gesto para combatir la pandemia​.

Según informó la oficina de la Santa Sede en un comunicado, la donación se produjo en las últimas semanas mediante la Limosnería apostólica con la ayuda de las distintas nunciaturas diplomáticas

En concreto, cuatro respiradores fueron donados a los hospitales de Haití, dos para la República Dominicana, dos para Bolivia, cuatro para Brasil, tres para Colombia, dos para Ecuador, tres para Honduras, cuatro para Venezuela y otros tres para México.

Francisco dispuso a su a vez que se donen dos respiradores a Camerún, a Zimbabue, Bangladesh y Ucrania.Al inicio de la pandemia, Francisco también había donado material sanitario a hospitales de Italia y España.