El juez a cargo del 2do Juzgado de Instrucción, Pablo Flores, renunció a su cargo este viernes antes de enfrentarse al jury por el supuesto incumplimiento de sus deberes como funcionario público.

Flores mantendrá el derecho de jubilarse con el 82% móvil, aunque seguirá sometido a la investigación judicial que lo tiene sospechado de entregar de forma ilegal una camioneta Toyota Hilux, secuestrada en un operativo judicial, al exencargado del Depósito Judicial de 9 de Julio, comisario Gustado Padilla.

El juez Flores, se encontraba suspendido desde hace un poco más de un mes por el Jurado de Enjuiciamiento de la Justicia sanjuanina.

Flores fue acusado por el Fiscal General de la Corte, Eduardo Quattropani, de haber participado en la causa que fue un escándalo cuando salió a la luz en septiembre de 2019. Su suspensión del cargo -y correspondiente pérdida de los fueros- era requisito necesario para poder ser investigado.

El juez Juan Pablo Ortega ya había pedido el desafuero de Flores en noviembre del año pasado, también con el objetivo de que avance la investigación del mismo hecho. .

La decisión de suspensión fue tomada de manera unánime por los cinco integrantes del Jurado: el ministro de la Corte de Justicia, Dr. Daniel Olivares Yapur, los diputados provinciales Carlos Abarca y Fernanda Paredes y Marcelo Navas y Lidia Reverendo por el Foro de Abogados.

Para el juez Ortega “existen indicios claros, categóricos y evidentes, que indican que entre el Comisario Gustavo Padilla y el Juez Pablo Flores, existiría algún tipo de relación o nexo directo o indirecto que entiendo merece ser profundizado y motivo de la presente investigación en el caso, sin perjuicio del profundo, razonado y responsable análisis que advierto en el dictamen formulado por la Señora Agente Fiscal del caso, aspectos a los que adhiero en la presente petición. En consecuencia la conducta del Magistrado Flores, debe ser investigada y juzgada en el presente proceso a fin de despejar cualquier indicio de ilicitud, garantizándole ampliamente el derecho de comparecer, y ejercer su derecho de defensa con la mayor amplitud posible, ante la situación de razonable y fundada sospecha de comisión del ilícito contenido en el Artículo 248 del Código Penal (Abuso de Autoridad y Violación de los Deberes de Funcionario Público), luego del análisis objetivo de la prueba mencionada”.

No es la primera vez que el juez Pablo Flores se vió envuelto en un escándalo. En el 2018, la Sala III de la Superintendencia de la Corte de Justicia, lo suspendió de su cargo sin goce de haberes porque en su despacho prescribió una causa muy grave contra el ginecólogo Carlos Martínez, acusado de cometer reiterados hechos de abuso sexual.

El comunicado completo de la Corte de Justicia: