Un joven sanjuanino que es positivo de Covid-19 abandonó el aislamiento obligatorio al que fue confinado por las autoridades sanitarias para ir al Dique de Ullum a beber alcohol junto a un grupo de amigos. Acabó detenido por hacer disturbios en la vía pública y, a raíz del operativo que se montó para detenerlo, tres policías quedaron aislados.

El caso sucedió a las 16.40 horas de este viernes cuando Juan Gabriel Escudero se encontraba en la zona del dique conocida popularmente como “Castillito”, tomando bebidas alcohólicas y sin cumplir las medidas de prevención sanitaria por el coronavirus, junto a otros sujetos y produciendo disturbios en la vía pública.

Ante ello se hizo presente personal policial que entrevistaron a los sujetos y terminó por trasladarlos a la Comisaría 30ª. En el camino, Escudero comenzó a patear el interior del móvil y a los gritos, según indicaron desde la Policía.

Tomó intervención el Fuero especial de Flagrancia por la violación de los artículos 205 y 239 del Código Penal por incumplir las medidas sanitarias dispuestas por las autoridades para evitar la propagación de una enfermedad.

Mientras se completaban los trámites de rigor, se hizo presente en la comisaría la madre de Escudero, quien informó que el joven mismo se encontraba en cuarentena por ser Covid-19 positivo, y que se había retirado de su domicilio sin saber su paradero. Además, el propio imputado exhibió un certificado en su celular de examen positivo de coronavirus.

Finalmente, se solicitó que el sujeto cumpla detención domiciliaria y fue imputado por los delitos de propagación de una enfermedad peligrosa y contagiosa, más daño agravado en concurso real.

fuente: diario huarpe