El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este lunes que ya no se opone a que el gobierno ayude al equipo de transición de Joe Biden, la declaración en la que el mandatario ha estado más cerca de admitir su derrota en las elecciones presidenciales.
Trump tuiteó que la Administración General de Servicios debería «hacer lo que sea necesario» luego que la directora de la agencia, Emily Murphy, dijera que iba a iniciar el proceso, retrasado hasta el momento.
El presidente de EEUU anunció en Twitter que «recomienda» que la titular de la Administración de Servicios General (GSA, por sus siglas en inglés), Emily Murphy, «haga lo que sea necesario con respecto a los protocolos iniciales y que le ha dicho a su equipo «que haga lo mismo».«Quiero agradecer a Emily Murphy de GSA por su firme dedicación y lealtad a nuestro país. Ella ha sido acosada, amenazada y abusada, y no quiero que esto le suceda a ella, su familia o empleados de GSA. Nuestro caso continúa (…) Sin embargo, en el mejor interés de nuestro país, recomiendo que Emily y su equipo hagan lo que sea necesario con respecto a los protocolos iniciales, y le he dicho a mi equipo que haga lo mismo», escribió Trump.

Trump ha pasado las últimas tres semanas desde las elecciones del 3 de noviembre afirmando, sin ninguna prueba, que la victoria de Biden fue el resultado de un fraude. Murphy, que niega haber actuado bajo presión política, se ha negado hasta ahora a entregar al equipo entrante los fondos que su agencia administra.