Las ráfagas del viento Zonda tuvieron las consecuencias indeseables de siempre. Este viernes, dos árboles de grandes dimensiones cayeron en Santa Lucía. En ambos casos, causaron el corte de tendido eléctrico de servicio telefónico y de televisión.

A las 16.30 los agentes de Bomberos Municipales del municipio concurrieron al barrio Enoé Bravo, precisamente a calle San Lorenzo y Necochea, donde una mora de gran porte se desprendió de sus raíces y cayó en el Centro Integral Comunitario.

Media hora más tarde, a las 17, los uniformados se hicieron presentes en calle Roque Sanz Peña, entre 12 de Octubre y Urquiza. Allí el árbol de 40 metros se desplomó frente a la Escuela Cervantes.