Los rusos dicen que la vacuna no produce reacciones adversas en mayores de 60

Los rusos indicaron que no se detectaron reacciones adversas de la vacuna Sputnik V en las pruebas realizadas a mayores de 60 años.

 

Así lo indicaron en las últimas horas las autoridades del Centro Gamaleya, que fabrica la vacuna que llegó este jueves a la Argentina.

 

«Próximamente se darán a conocer los resultados de los estudios en ancianos, no hay efectos colaterales algunos», adelantó el director de Gamaleya, Alexandr Guintsburg, en declaraciones a la agencia de noticias Sputnik.

 

De este modo, los rusos intentaron despejar las dudas que había esparcido en todo el mundo, y en especial en Argentina, el propio presidente Vladimir Putin con sus declaraciones de la semana pasada.

Putin reconoció que la vacuna rusa todavía no está autorizada para mayores de 60 años

 

«Yo atiendo a las recomendaciones de nuestros especialistas y por eso por ahora no me he puesto la vacuna, pero lo haré sin falta cuando sea posible. A la gente como yo la vacuna todavía no llega», había dicho Putin, de 68 años.

 

Guintsburg dijo que el Centro Gamaleya no recibió por ahora muestras de la nueva cepa del coronavirus detectada en el Reino Unido, que se propaga con más rapidez y podría ser un 70% más contagiosa.

Rusia dice que su vacuna es eficaz contra la nueva cepa del coronavirus

 

El 24 de diciembre Guintsburg afirmó que la vacuna rusa protegerá contra la nueva cepa, ya que dicha mutación «afecta solo un pequeño punto en la superficie de la proteína del virus».

 

Según la agencia rusa, por el momento no hay evidencias de que esta mutación repercuta en la gravedad de los síntomas, la tasa de letalidad, la respuesta de los anticuerpos o la eficacia de las vacunas.