Ian Flores, es un pequeño cinco años que lucha por su vida después de que se le cayera encima una contenedor de residuos cerca de su casa en el asentamiento de calle 5 y Pelegrini en Rivadavia.

El accidente ocurrió pasadas las 17 de este martes después de la visita del presidente Alberto Fernández que recorrió el lugar para corroborar los daños causados por el terremoto.

De acuerdo al relato de los vecinos, el niño estaba parado cerca de uno de los contenedores que instaló el municipio de Rivadavia para que los vecinos coloquen allí sus residuos.

En un momento dado el contenedor de hierro, caños y chapas se desplomó sobre el pequeño.

fuente: diario huarpe