Dura respuesta de las entidades del Campo a una posible suba de retenciones

Tras el conflicto por las exportaciones de maíz y los cortes de ruta de los transportistas, no descartan volver a tomar medidas similares.

Luego de las declaraciones de la Vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, donde expresó que «no se descarta» un nuevo incremento en las alícuotas de los derechos de exportación que tributan los productos agropecuarios, el Gobierno abrió un nuevo foco de conflicto con las entidades del campo.

Es un nuevo capítulo de una confrontación que viene escalando y no encuentra dique de cpntención.

En los últimos dos meses el sector primario se vio perjudicado por el paro de aceiteros y recibidores de granos de tres semanas en diciembre, la prohibición de exportar maíz, que luego fue modificada por el Gobierno y las medidas de fuerza de los transportistas por el valor de sus tarifas.

Ante la afirmación de Todesca Bocco, sumada a la entrevista que concedió el Presidente Fernández a Página/12, varias fueron las voces que se alzaron en contra de un eventual medida que incremento las retenciones. Entre las entidades del campo repiten aquello de «el que se quemó con leche, ve la vaca y llora», así que salieron a contestar.

«La medida no fue bien recibida porque en estos momentos, cualquier incremento en materia impositiva, va a tener resultados negativos», aseguró Jorge Chemes, titular de Confederaciones Rurales Argentinas, y advirtió que «si no es a través de un proyecto en el Legislativo es imposible incrementar las retenciones en soja».

 

Retenciones actuales

El Gobierno nacional llevó a 33% la alícuota que tributa la soja y al 30% en el caso de los derivados de la oleaginosa, y es el tope aprobado por la normativa vigente.

En el caso de trigo y maíz, que pagan 12%, podrían ser llevadas al 15%, algo que claramente es resistido desde las entidades agropecuarias.