Lo que parecía una tarde tranquila para la familia Trigo de Albardón casi termina en tragedia. Y es que uno de los integrantes, un niño de 5 años, por poco no muere ahogado al perder la capacidad de oxígeno en su pileta. Por suerte su padre alcanzó a retirarlo del agua y pudo salvarlo con primeros auxilios.

El hecho sucedió en una vivienda ubicada en calle Laprida y Arenales a eso de las 20 horas. En ese momento el menor se bañaba hasta que por razones que se desconocen dejó de respirar. Por suerte su padre, Javier Trigo de 43 años, vio la situación y lo sacó rápidamente. Acto seguido comenzó a hacerle reanimación cardiopulmonar durante varios minutos y pudo estabilizarlo.

A dicho lugar llegaron efectivos policiales de la Comisaría 18º que llevaron al chico hasta el hospital de Albardón donde lo dejaron en observación. Y después de unos minutos el personal médico decidió trasladarlo hasta el Hospital Guillermo Rawson, donde el chico fue dejado en observación. Según confirmaron fuentes de Relaciones Policiales, el menor estaría fuera de peligro.

Fuente : tiempo de San Juan