El Gobierno nacional anunció este miércoles una nueva prórroga a la prohibición de despidos. La medida, que empezó a regir durante la pandemia de coronavirus, se extenderá hasta el 31 de mayo. El Decreto de Necesidad y Urgencia con la oficialización será publicado en el Boletín Oficial el jueves.

Según informaron fuentes oficiales, no se aplicará a la construcción. Esto se debe a que el rubro se viene recuperando y en febrero anotó su tercer avance consecutivo por encima del 20% interanual.

El 30 de marzo, cuando ya había ordenado la cuarentena, el Presidente Alberto Fernández prohibió por decreto los despidos y suspensiones de trabajadores durante 60 días. Lo prorrogó en cinco ocasiones.

Esta orden para contener los despidos no alcanza al personal de la construcción y a las personas que hayan ingresado a sus trabajos luego de decretada la emergencia sanitaria a causa de la pandemia de coronavirus, ni a los empleados públicos.

La medida vencía la semana que viene. El nuevo decreto dispondrá hasta el 31 de mayo la prohibición de efectuar despidos y suspensiones «sin justa causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor».

En paralelo a la prohibición de despidos, el Gobierno estableció el año pasado la doble indemnización como blindaje al empleo. Sin embargo, fijó un tope de $500 mil como monto máximo a pagar por el plus o duplicación indemnizatoria. Esta cifra «no podrá excederse en ningún caso».

Esta extensión de la norma se condice con lo que sucedió desde el comienzo de la pandemia de coronavirus y ante la intención de algunas compañías de despedir y suspender personal por la retracción de la actividad.

El primer decreto rigió desde el 1 de abril, luego se emitió una prórroga desde el 1 de junio y hubo una tercera disposición a partir del 1 de diciembre.

Pese a que en Argentina los despidos están prohibidos, en 2020 hubo al menos 360.000 desocupados más. El número surgió de datos difundidos por el Indec, que dan cuenta de que las empresas encontraron vericuetos legales para recortar personal durante la pandemia.