Prisión preventiva para el conductor que iba ebrio y en contramano en Rawson

Durante la mañana de este martes, en la Sala 9 de la Unidad Fiscal de Delitos Especiales (UFI), se realizó la audiencia de formalización en base con la investigación penal por el choque de dos autos que se produjo el domingo en la madrugada y que como consecuencia derivó en la muerte de un niño de ocho años que estaba en la vereda de su casa, en calle Félix Aguilar y Santa Rosa, en el departamento Rawson.

Los conductores de ambos vehículos se sentaron frente al juez y conocieron los cargos que se les imputan. Walter Exequiel Sigalat, de 28 años, quedó mayormente complicado: quedó imputado por el delito de homicidio culposo quíntuplemente agravado por conducir su Renault Clio mientras estaba alcoholizado, intentar darse a la fuga, circular en contramano, manejar con las luces del auto apagadas y no tener licencia de conducir. A través de los peritajes se determinó que el hombre tenía 1,26 gramos de alcohol en sangre, es decir, casi tres veces el límite permitido por la ley.

Walter Exequiel Sigalat, de 28 años. Foto: Sergio Leiva / DIARIO HUARPE.

Además, la Justicia determinó dictarle la prisión preventiva por el plazo de cuatro meses y deberá cumplirla en la Comisaría 6ª de Rawson durante el tiempo que continúe la investigación y se desarrolle el juicio.

Por otro lado, el conductor del Ford Taunus, Diego Adolfo Pérez, quedó imputado por homicidio culposo doblemente agravado por conducir borracho y sin licencia. En su caso las pericias señalaron que tenía 0,75 gramos de alcohol en sangre excediendo el porcentaje legal previsto en 0,50 como máximo. Pese a que la Fiscalía solicitó también la prisión preventiva, se le otorgó la libertad y en esa condición podrá llegar al juicio. Pérez deberá presentarse en la comisaría de su jurisdicción cada 30 días, no obstaculizar la investigación ni salir de la provincia sin autorización judicial.

Diego Adolfo Pérez en la audiencia. Foto: Sergio Leiva / DIARIO HUARPE.

El trágico hecho sucedió minutos antes de la 4 de la madrugada en la esquina de calle Santa Rosa y Félix Aguilar, en Villa Krause. Por la vereda caminaba la víctima hacia su casa luego de estar con familiares celebrando el triunfo de la Selección Argentina en la final de la Copa América frente a Brasil. El destino opacó la celebración de la familia de Alejo Benjamín Silva.

Los autos Clio y Taunus tras chocar en Félix Aguilar y Santa Rosa. Foto: gentileza.

En la esquina con la calle Félix Aguilar, Sigalat con su Clio impactó contra el Taunus de Pérez. Como consecuencia el Ford se desvió de su trayectoria en dirección a la esquina noroeste, subió a la vereda y arrolló al menor, que quedó atrapado entre el auto y una columna de hormigón. A pesar de la asistencia que le dieron y el posterior traslado al centro de salud René Favaloro, el niño falleció.