Disparos, heridos y pánico en un partido de béisbol en Washington

Cuatro personas recibieron disparos este sábado por la noche afuera de un estadio en el que se disputaba un partido de béisbol en Washington, la capital de Estados Unidos, ante miles de personas, lo que provocó que el juego se detuviera abruptamente. La Policía señaló que ya “no había ninguna amenaza”.

Las fuerzas de seguridad indicaron en Twitter que oficiales “respondieron a un tiroteo (…) en el que dos personas recibieron disparos fuera del Nationals Park”, en el vecindario Navy Yard del sur de Washington, DC.

Poco después, en la misma red social, informó que “dos víctimas adicionales asociadas con este incidente ingresaron a hospitales de la zona para recibir tratamiento por heridas de bala”. No brindó precisiones sobre el estado de salud de los heridos.

“Se está investigando y parece que no hay una amenaza en curso en este momento”, agregó la policía.

Dos periodistas de la AFP que estaban en el juego dijeron que algunos espectadores se precipitaron hacia las salidas del estadio después de escuchar los disparos, mientras que otros permanecieron en sus asientos ante la insistencia inicial del locutor.

Los jugadores salieron corriendo del campo y el juego se detuvo después de que se escuchara lo que sonaba como una docena o más de disparos desde afuera del estadio.

Las luces de varios coches de la Policía se iluminaron en la calle y se oyeron sirenas, mientras se pedía a la multitud que asistía al partido entre los Washington Nationals y los San Diego Padres que abandonaran el estadio.

Minutos después del incidente, la cuenta oficial de los Washington Nationals tuiteó que “se informó de un tiroteo afuera de la Puerta de la Tercera Base en el Nationals Park”.

El comunicado oficial tras la suspensión del partido (@Nationals).

Algunos espectadores subieron videos en Twitter en los que se ve a gente corriendo y se escuchan disparos.

Arman Ramnath, de 27 años y residente en la localidad de Arlington, Virginia, dijo que él y un amigo estaban sentados del lado de tercera cuando escucharon algo que parecía fuegos artificiales. “No estábamos seguros de qué era. Entonces todos comenzaron a agacharse’’, relató Ramnath.

Los Nacionales anunciaron después que se había presentado un incidente fuera del parque. En la pantalla electrónica desplegaron un mensaje que pedía a los espectadores permanecer en el interior.

Unos diez minutos después, el equipo tuiteó: “Se ha reportado un tiroteo fuera de la puerta de la tercera base en el Nationals Park. Se exhorta a los fanáticos a salir del parque por las puertas del jardín central y el jardín derecho esta vez”.

Los Padres ganaban 8-4 cuando el juego se interrumpió. Se reanudará este domingo por la tarde, seguido por el encuentro que estaba previsto para el domingo.