«En un momento nos alejamos de la gente y dejamos de escucharla», admitió Vidal

La primera precandidata a diputada nacional por Juntos Podemos Más en la ciudad de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, reconoció que la derrota de Juntos por el Cambio en 2019 obedeció a que los dirigentes se «alejaron» de la gente y dejaron «de escuchar» a los ciudadanos.

 

«Hicimos una autocrítica pública. Creo que un momento nos alejamos de la gente, que dejamos de escuchar» a la sociedad, dijo la exgobernadora al referirse a la derrota de JxC en 2019 a nivel nacional y en la provincia de Buenos Aires, donde no pudo ser reelecta.

 

Acerca de a quién escuchaban en ese momento, sostuvo: «No se si hubo alguien nuevo; el poder aleja, es muy peligroso digo yo siempre, es algo a lo que tenés que tener respeto porque es fácil alejarse en lugares de poder como ese».

 

Por Radio 10 le preguntaron sobre sus declaraciones de que «no iba a abandonar a los bonaerenses», a lo que respondió que «más allá del lugar» en el que la elijan va «a representar a todos los argentinos».

 

Y sobre su decisión de competir en la Capital Federal expresó: «Siempre tomé decisiones medio en contra de la corriente» y «en la provincia tienen que aparecer nuevos liderazgos», dijo, y aseguró que no quiere volver a ser gobernadora.

 

Con respecto al comportamiento de la oposición en 2020 durante la pandemia, destacó el rol del Gobierno porteño de Horacio Rodriguez Larreta, a quien ubicó en una actitud contrapuesta a la de «agitar el miedo».

 

La exgobernadora destacó que «todos los argentinos estuvimos más tranquilos cuando vimos a los tres gobiernos juntos».

 

La precandidata criticó la cuarentena, la falta de clases presenciales y el plan de vacunación, aunque marcó una diferencia con los dichos de Elisa Carrió respecto a las vacunas.

 

«Todas las vacunas son buenas, todos nos tenemos que vacunar, hay cosas sobre las que no hay que discutir», enfatizó.

 

Y acerca del acuerdo del Gobierno de Alberto Fernández con Pfizer dijo que lo celebraba, aunque luego criticó las demoras en lograr un convenio.

 

Vidal opinó también sobre las declaraciones de la precandidata de Juntos Podemos Más Sabrina Ajmechet, quien tiempo atrás dijo que las Islas Malvinas «son de los kelpers».

 

«Por supuesto que no coincido. Yo he tenido una postura pública a lo largo de toda mi historia política en relación a la soberanía de Malvinas», enfatizó.

 

Antes, Vidal había considerado que «los enemigos» del Gobierno porteño «son la inseguridad y la pobreza», al salir al cruce de las declaraciones del postulante opositor bonaerense Facundo Manes, quien le pidió al Ejecutivo de Rodríguez Larreta que «no gaste plata de los impuestos» de los ciudadanos «en una campaña electoral»

 

«Nuestros enemigos no tienen nombre y apellido. Son la inseguridad y la pobreza. Estoy segura de la trasparencia y la honestidad del Gobierno de Buenos Aires, que no es de hoy sino de siempre», remarcó Vidal a Radio La Red.

 

Vidal le dijo a Manes que «los adversarios» del sector opositor que integra «son los narcos que volvieron a avanzar en los barrios».

 

«Nuestro objetivo es trabajar contra las mafias que todavía están enquistadas. Mi esfuerzo está puesto ahí», señaló.