Imputaron al policía que le disparó a Chano Moreno Charpentier en el abdomen

El fiscal general de Zárate-Campana confirmó que el policía que le disparó a Santiago “Chano” Moreno Charpentier quedó imputado en la causa en la que se investigan las circunstancias en las cuales el músico fue baleado.

José Luis Castaño dijo a Télam que el oficial subayudante Facundo Nahuel Amendolara, de 27 años, quedó “imputado de hecho” en la causa en que se investiga su accionar ante un presunto brote psicótico de Chano.

El titular del Ministerio Público del Departamento Judicial de Zárate-Campana aseguró que el policía bonaerense “fue formalmente notificado sobre la pericia balística para que eventualmente pueda nombrar al perito (de parte), tal como dispone el código para los imputados”.

Si bien para el fiscal general “la imputación se efectúa cuando se cometió un delito”, la causa en la que se investiga su accionar al dispararle en el abdomen al exlíder de Tan Biónica, cambió la carátula a “averiguación de ilícito”.

La fecha para la realización de la pericia balística será el próximo martes 3 de agosto y estará a cargo de la División Balística de la Policía Federal Argentina (PFA).

“Acá no hay nadie contra nadie, no es la mamá contra la policía. Acá solo hay víctimas, una es mi hijo”, aseguró esta mañana Marina Charpentier, la mamá de Chano, visiblemente conmocionada, en la puerta del Sanatorio Otamendi de Recoleta.

La mujer aclaró que “no está en contra” de la policía de Capilla del Señor ya que es “la gente que ayudó” a su hijo en varias oportunidades.

La mamá de Amendolara está sufriendo como yo”, expresó la madre del músico de 39 años. “Solo llamé a una guardia médica para que ayuden a mi hijo. Solo pedí ayuda”, dijo entre lágrimas.

También se refirió a la Ley de Salud Mental, ya que cuestionó el hecho de que los padres de personas con adicciones no obtienen soluciones adecuadas.

“Solo pido que hagan algo por la Ley de Salud Mental porque estamos todos los padres de los enfermos de adiciones. La adicción es una enfermedad y nadie nos da respuestas. Las mamás de todos los ´Chanos´ que sufren adicción que piden ayuda y no tienen respuesta”, sostuvo.

“Si quieren saber lo que padece un adicto, escuchen las letras de mi hijo, hace 20 años que pide ayuda”, cerró.

En tanto, el nuevo fiscal del caso, Martín Zocca, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Delitos Complejos del Departamento Judicial de Zárate-Campana, se comunicó con la mujer y se puso a su disposición para que cuando sienta que sea el momento pueda prestar declaración testimonial.

El cambio de fiscalía se dio por el hecho de que la justicia ahora puso el foco de la investigación en la actuación policial que culminó con el músico baleado en el abdomen.

Chano continúa internado tras haber sido sometido a una cirugía en la que le extirparon el bazo, un riñón y parte del páncreas.

Todo ocurrió la madrugada del lunes cuando el músico se encontraba en un aparente cuadro de brote psicótico producto del consumo de estupefacientes.

Familiares y el médico psiquiatra presentes en la casa del músico llamaron a la policía para lograr controlarlo.

El cantante, en un primer momento, se asomó por la puerta de la casa para entablar una conversación con los tres efectivos policiales que habían llegado, pero al notar la presencia de su madre, regresó sobre sus pasos, ingresó a la vivienda y salió con un cuchillo largo y aserrado, como los utilizados para cortar pan, tras lo cual uno de los efectivos le disparó.

Al oficial que realizó el disparo se le extrajo sangre y se le incautó el arma reglamentaria para ser peritada, al igual que una vaina y el plomo.

El expediente había sido provisoriamente caratulado como “atentado y resistencia a la autoridad y lesiones”.