Ambiente recolectó 220 kg de celulares en un mes

En una nueva etapa de recolección, la Secretaría de Estado de Ambiente y Desarrollo Sustentable recolectó 220 kilos de celulares en desuso. Este tipo de recolección, se sumó hace aproximadamente un año a las campañas de recolección de pilas y baterías y a la de residuos de aparatos electrónicos o eléctricos (RAEE).

Esta recolección se desarrolla a través del área de Gestión Integral de Residuos Especiales y Generación Universal (GIREGU), dependiente de la Subsecretaría de Residuos Sólidos Urbanos, que en el último mes ha logrado recolectar 220 kilos de celulares en desuso.

Para la recolección de celulares, la Secretaría cuenta con contenedores distribuidos en toda la provincia, como son los tachos de 10 litros de capacidad (utilizados también para recolectar pilas) que se encuentran en edificios públicos, comercios, centros de salud, entre otros, y los contenedores clasificadores de RAEE o Puntos Limpios, uno de ellos ubicado en el Híper Libertad y el punto que circula por diferentes barrios del departamento Capital.

El proceso de reciclaje que se realizará en la Planta Recicladora de Pilas y RAEE e incluirá un desmontaje manual de los teléfonos celulares y la separación de baterías y componentes reciclables. Esos componentes serán recuperados para introducirlos nuevamente en el mercado y la industria, a través de su venta.

La recolección de celulares se realiza con la finalidad de recuperar y reciclar los componentes de los teléfonos celulares ya que casi todos los materiales utilizados pueden volver a usarse para fabricar nuevos productos. Además, los celulares contienen materiales peligrosos como plomo, mercurio, cadmio, arsénico, que si son arrojados en vertederos o junto a residuos comunes pueden contaminar el aire, suelo y aguas subterráneas.