Se hizo el lanzamiento oficial de los Juegos Binacionales de San Luis

En la ciudad de San Luis, se realizó la Asamblea de Lanzamiento de los XXIII Juegos Binacionales de Integración Andina “Cristo Redentor”, a realizarse del 23 al 29 de noviembre próximos.

En la primera jornada, los representantes de cada provincia, recorrieron la pista de atletismo y el Hospital Central “Ramón Carrillo”, en tanto que en horas de la tarde, asistieron al sorteo de zonas que se realizó en el Hotel Potrero de los Funes.

El acto de presentación se llevó a cabo en el Salón de la Puntanidad, en Terrazas del Portezuelo y fue encabezado por la jefa del Programa Deportes, Cintia Ramírez. La acompañaron autoridades de Mendoza, Córdoba, San Juan y las regiones chilenas de Metropolitana, Maule, Valparaíso y O’Higgins. Por nuestra provincia concurrieron el Director de Alto Rendimiento, Mario Artes y el coordinador de Binacionales, Pablo Saavedra.

En el acto se hizo alusión a la actual situación sanitaria, remarcando que los deportistas ingresarán vacunados, hisopados y con PCR negativo, y serán alojados en burbujas sanitarias agrupados por disciplina; habrá encargados de controlar que se respeten los protocolos. En relación al acto de apertura, se adelantó que será muy puntual, “nos hubiese gustado que sea el más lindo de todos, pero no hemos salido de la pandemia, hay que tener conciencia de esto, hemos avanzado pero hay protocolos que respetar”, dijo Ramírez.

Luego de la presentación oficial, en el hotel de Potrero de los Funes, se hizo un repaso de lo tratado en la asamblea anterior; se realizó una supervisión de bases específicas, sistema de inscripciones y ficha única. Se presentó el Protocolo Covid, se hizo el sorteo del tribunal de disciplina, para finalizar con el sorteo de las zonas de grupos.

Al día siguiente se viajó hasta Villa Mercedes, donde se visitaron instalaciones deportivas que serán utilizadas en la competencia: El Palacio de los Deportes, Centro Deportivo La Pedrera y también hoteles, donde concurrirán delegaciones.

Este evento deportivo multidisciplinario reunirá a 2.548 personas entre deportistas, entrenadores, autoridades, agentes sanitarios y voluntarios. El objetivo es posibilitar la integración de jóvenes argentinos y chilenos a través de actividades deportivas, estableciendo así, lazos de amistad y confraternidad.