El Gobierno cree que en tres semanas podrían empezar a bajar los casos de coronavirus

La secretaria de Acceso a la Salud nacional, Sandra Tirado, indicó hoy que en base lo que pasó en otros países con la variante de coronavirus Ómicron, en Argentina quizás «tengamos un aumento de casos esta semana y la que viene y después comience a bajar», aunque advirtió que «hay que ser cautos» con los pronósticos de este tipo.

«Viendo lo que pasó en otros países, suele haber unas cuatro semanas en las que se llega al pico y comienza a bajar; quizás nosotros tengamos esta semana y la que viene también con aumento de casos y después empiece a bajar», dijo Tirado en declaraciones a radio La Red.

Y advirtió que «por supuesto hay que ser cautos porque si algo nos enseñó esta pandemia es que no podemos hacer cálculos sencillos, pero viendo lo que pasó en otros lugares uno podría inferir que va a ser así».

A nivel nacional, y como refuerzo de esta idea, la funcionaria citó el caso cordobés: «Córdoba fue el primer lugar donde la variante comenzó a circular de manera comunitaria y se volvió predominante y de hecho está empezando a disminuir; lo mismo vimos en Sudáfrica y el Reino Unido», sostuvo.

Tirado reiteró que en las hospitalizaciones, tanto de cuadros leves y moderados como en las Unidades de Terapia Intensiva, «si bien hubo un pequeño incremento, teniendo en cuenta la gran cantidad de casos no se produjo un aumento significativo, ni tampoco en la mortalidad».

Consultada sobre si habrá modificaciones en las recomendaciones del aislamiento de los contactos estrechos -como por ejemplo sucede en Uruguay donde un contacto estrecho asintomático vacunado no tiene que hacer aislamiento mientras espera el resultado de la prueba-, Tirado indicó que «estamos viendo» qué sucede en estos casos dado en que parecería que la capacidad de contagio «es muy baja».

«Estamos permanentemente reviendo estas cosas, las medidas son dinámicas porque el virus se está comportando distinto y tenemos a más del 70% de la población vacunada con dos dosis, esto genera que las tomas de decisiones sean distintas a las olas anteriores», señaló.

Por último, consultada sobre el fútbol, indicó que en relación al torneo de verano «no hemos decidido todavía si será o no con aforo», y en referencia al campeonato local, que comienza el 4 de febrero, señaló que «se evaluará en ese momento lo situación epidemiológica».

Vizzotti ve dato «alentador»

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, evaluó hoy que «es alentador ver» que en la Argentina empieza a pasar lo que se advierte en otros países respecto de la variante Ómicron de coronavirus, entre ellos Sudáfrica, donde se inició esa cepa, porque «se está estabilizando (la curva de contagios) y con la expectativa de que el descenso sea rápido».

«Es alentador ver que en Argentina está empezando a pasar lo que vemos en otros países, que no tenemos internaciones y muertes, que allí donde empezó primero (la cepa Ómicron) se está estabilizando y con la expectativa de que el descenso sea rápido por las características de esta variante», destacó esta mañana Vizzotti, tras reunirse con el jefe de Gabinete, Juan Manzur, en la Casa Rosada.

La ministra remarcó que de esa forma «vamos a apostar a que no sea tan alto, a que en el momento en que lleguemos al pico, ese pico baje más rápido, porque estamos viendo en Sudáfrica que fue de seis semanas y empezó a bajar, y estamos viendo en Córdoba que dejó de subir, se estabilizó el número de casos».

En paralelo, resaltó el «éxito» de Argentina en «retrasar la variante Delta» de coronavirus y, respecto de la Ómicron, reafirmó que «revisada la evidencia científica» se dispuso «disminuir el aislamiento a cinco días de quienes están completamente vacunados que son contactos estrechos y a siete quienes son casos confirmados» de la enfermedad.

«Se hizo un seguimiento de la pandemia de coronavirus y se puso en valor el acto el impacto de la vacunación, el inmenso avance de vacunación en Argentina con vacunación desde los tres años con un 85% de la población con una dosis y un 73% con dos dosis y el éxito de Argentina en retrasar la variante Delta en que a pesar de tener una movilidad altísima desde el primero de octubre no han aumentado los casos», dijo Vizzotti luego de la reunión con Manzur.

La ministra apuntó que «atenta la evidencia científica el período de incubación más corto, el período de transmisibilidad más corto en los vacunados, la alta cobertura de vacunación en Argentina y el avance importante de los refuerzos, revisado permanentemente esa situación, hemos disminuido el aislamiento a cinco días de quienes están completamente vacunados que son contactos estrechos y a siete quienes son casos confirmados».

En sintonía, explicó que «mirando la bibliografía y la experiencia internacional esta semana le comentábamos al jefe de Gabinete esta revisión para adecuarnos a esta situación».

Acerca de los que ocurre con la pandemia por coronavirus en otros países, Vizzotti puntualizó sobre la «situación en la que estaban algunos países de Europa con aumentos de las hospitalizaciones y las muertes y tensión en el sistema de salud» y sostuvo que era «a expensas de los no vacunados en lugares con bajas coberturas de vacunación o área con bajas coberturas de vacunación».

La funcionaria reafirmó que la vacuna «ya está salvando vidas en el mundo» y planteó que «se necesita avanzar con quienes todavía no se vacunaron, con quienes no completaron el esquema de vacunación».

Al respecto, indicó que el fin es «acelerar durante enero y febrero y quienes vayan cumpliendo cuatro meses de su esquema completo reciban el refuerzo para que en marzo podamos empezar el invierno con los niños y los adolescente con el esquema completo y con la mayor cantidad de personas de riesgo ya también, con su refuerzo si le corresponde».

«Es muy relevante poner en valor el rol que tiene la vacunación y seguir poniendo el valor en el rol de los cuidados individuales aunque sepamos que no va a interrumpir el número de casos», insistió la titular de la cartera de Salud.

Acerca de la Ómicron, señaló que «emerge una nueva variante, cosa que también sabíamos que podía suceder, con características totalmente diferentes, muy transmisible, menos grave, que es la que está generando en el mundo este aumento exponencial del número de casos que gracias a la vacuna no se está traduciendo en hospitalizaciones y muertes».

En esa dirección, Vizzotti puso énfasis en que el «mensaje y el desafío más grande es la revisión permanente de las recomendaciones sobre todo en el primer nivel de atención en los testeos y al manejo de los aislamientos».

Fuente: Telefe Noticias