Alemania empezará a izar la bandera del arcoíris en edificios públicos

El Ministerio del Interior alemán dijo este miércoles que ha autorizado izar la bandera del arcoíris sobre edificios del gobierno federal en ciertas ocasiones, con el objetivo de demostrar solidaridad ante quienes todavía viven la exclusión y que Alemania es un país “diverso y moderno”.

La dependencia indicó que el izamiento de la bandera arcoíris “debe estar relacionado con una fecha concreta” como las marchas de orgullo o el 28 de junio, aniversario de las insurrecciones de Stonewall en 1969 en Nueva York que dieron impulso al movimiento LGBT+ global. No se permitirá izarla en ciertos feriados nacionales y otras fechas.

El ministerio dijo que hasta ahora no existía una norma sobre el uso de la bandera, “lo que ha provocado discusiones en el pasado”.

“Somos un país moderno y diverso”, informó la ministra del Interior Nancy Faeser en un comunicado. “Es hora de que las instituciones estatales lo demuestren con mayor claridad”.

“Queremos poner fin a la discriminación contra la gente debido a su identidad sexual en todas las áreas de la sociedad”, añadió. “Queremos demostrar solidaridad con todos los que todavía experimentan la exclusión”.

La bandera del arcoiris, un símbolo universal del orgullo LGBT+, fue creada en 1978 por el diseñador estadounidense Gilbert Baker por pedido -muy poco antes de su magnicidio- del activista Harvey Milk, el primer funcionario estadounidense abiertamente homosexual.

La primera bandera del arcoíris fue estrenada en el Día de Liberación Gay en San Francisco, en junio de 1978, pero su estatus como símbolo universal comenzó a establecerse tras la aparición de una versión kilométrica de la bandera en el desfile por los 25 años de Stonewall, en 1994, luego que la imagen recorriera el mundo.

La agenda progresista de Scholz

El canciller alemán Olaf Scholz (REUTERS/Annegret Hilse/Pool)El canciller alemán Olaf Scholz (REUTERS/Annegret Hilse/Pool)

La coalición del canciller Olaf Scholz, de tres partidos socialmente progresistas, busca aplicar un plan de reformas para avanzar derechos de la mujer y las minorías sexuales.

El gobierno ha lanzado una campaña para retirar del código penal la prohibición de que los médicos “promocionen” los servicios de aborto. Quiere legalizar la venta de cannabis para usos recreativos, facilitar el proceso de naturalización y levantar las restricciones sobre la doble ciudadanía.

También quiere anular una ley de hace 40 años que obliga a los transexuales a someterse a una evaluación psicológica y una decisión judicial antes de cambiar oficialmente de género, un proceso que suele incluir preguntas íntimas. La reemplazará una nueva “ley de autodeterminación”.

Vale recordar que Alemania recién aprobó el matrimonio igualitario en el año 2017, casi una década después que varios países europeos como España, Holanda y Portugal.

La iniciativa fue impulsada por la coalición que actualmente el país, los socialdemócratas del SPD, entonces aliados de Merkel, los Verdes y la izquierda. La entonces canciller votó en contra de la aprobación del matrimonio igualitario, argumentando que su administración había trabajado para darles todo los derechos posibles a las personas del colectivo LGBT+ pero que la Constitución alemana era clara de que el matrimonio era un hombre y una mujer.

(Con información de AP)