Rawson dice que la unión vecinal les quiere cobrar $25.000 para que jueguen en la cancha del barrio

Un grupo de jugadores y vecinos del barrio República del Líbano se reunieron este jueves por la noche preocupados porque, según dijeron, la unión vecinal del barrio no resuelve las cuestiones esenciales del lugar. Además, al equipo de fútbol del barrio les quieren cobrar $25.000 por usar el predio de la entidad, un sitio que se supone es de todos los vecinos.

“La Unión Vecinal llamó a asamblea y nos invitaron. Nos dijeron que a partir de ahora el uso del playón deportivo tenía un costo de $25.000. Nosotros tenemos más de 100 chicos de 9 a 28 años, afiliados a la Liga Sanjuanina. Y no estamos en condiciones de hacerlo”, dijo Fernandor Loyola, referente del club.

Según Loyola el predio está en pie gracias a ellos. “Las actividades deportivas son gratuitas, sólo pagan un seguro los mayores por una reglamentación de la Liga. Nos oponemos a pagar lo que pide la comisión. Los niños están haciendo deporte, nada malo. Además, no estamos en condiciones de pagar”, señaló.

Si la Unión Vecinal les cobra, el club deberá trasladar ese costo a los chicos, algo que para Loyola no se podría hacer. “Hay familias que no pueden pagar, y no queremos correr a nadie. El predio no está bien, los baños no se pueden usar. Desde que se hizo esto, está todo igual y día a día se va deteriorando”, indicó Fernando.

Más reclamos vecinales contra la Unión Vecinal

Otro de los vecinos que se congregó para protestar por la gestión de la comisión directiva de la unión vecinal fue Rodolfo Plaza.

“Hay ausencia total de una supuesta Unión Vecinal. Iris Montaño, la presidenta a cargo, llama a elecciones a amigos en un barrio de más de 200 familias, pero las elecciones se hacen con 10 o 15 familias, 30 a lo sumo. A la Comisión no la conoce nadie y tiene una falta total de gestión”, dijo Rodolfo.

El vecino aseguró que “faltan contenedores de basura, hay mucha suciedad en las cunetas, no se preocupan por los niños, los juegos están en un estado calamitoso”.

Según Plaza los problemas vienen de hace tiempo y nunca se le dio participación al barrio. “La Unión Vecinal se formó y desapareció la gestión. Se hicieron varios intentos de pedirle algún tipo de rendición de cuentas, de hacernos socios. Pero cuando no es que no trabajan, estamos fuera de horario, siempre hay una excusa”, señaló.

Los vecinos que están descontentos pidieron una intervención, pero aseguran que quedó archivada. “No necesitamos un nombre, necesitamos presencia. No importa quién sea. Si sigue siendo ella, sería genial que haya participación del barrio. No hay luces, la plaza tiene un deterioro atroz. Hicieron un árbol de navidad con botellas y se electrocutó un perro y a un niño también le dio la corriente; gracias que no murió. Luego murió un chico electrocutado”, contó.

Por el relato de Plaza es imposible hablar con Montaño. “Siempre se esconde. Ayer los chicos del club de fútbol intentaron hablar con ella, pero terminó en algo grave. Llamaron a una reunión secreta de la unión vecinal, se filtró la información, hubo mucha gente y todo terminó en descontrol. Acá en el barrio nadie tiene algo bueno para mencionar de la actual dirección. Si se van a hacer cargo y consideran que son los ‘dueños’, el barrio debería estar en condiciones, no se puede decir nada bueno del barrio”, cerró.