José Ignacio de Mendiguren: «Argentina tiene un récord de importaciones por más de 57.000 millones de dólares»

El secretario de Industria y Desarrollo Productivo dijo que el Gobierno se encuentra trabajando en medidas concretas para salir con exportaciones muy fuertes a través de dar alivio fiscal a sectores que generen dólares adicionales a lo que venían generando.

El secretario de Industria y Desarrollo Productivo, José Ignacio de Mendiguren, afirmó que la Argentina «en lo que va del año tiene un récord de importaciones por más de 57.000 millones de dólares», y que el Gobierno se encuentra trabajando en «medidas concretas para que salgamos con exportaciones muy fuertes a través de dar alivio fiscal a sectores que generen dólares adicionales a lo que venían generando».

«Por eso firmamos con la industria automotriz, con la industria petrolera, la cadena agroalimentaria que está la ley en el Congreso, estamos buscando los dólares que no están. Y lo planteamos en la UIA el otro día, porque parecería que la Argentina no importa, entonces está restringiendo todo», expresó de Mendiguren en declaraciones a radio Mitre.

En este sentido, señaló que la Argentina en lo que va del año, tiene un récord de importaciones por más de 57.000 millones de dólares. En el mes de agosto, hubo un 36% más de importaciones respecto del mismo mes del año pasado. Hubo una guerra que todo el mundo ignora, a la Argentina le costó 4.900 millones de dólares, que es lo mismo que los argentinos gastamos en viajes al exterior, casi una guerra, que son 460 millones de dólares por mes» al contextualizar el escenario de escasez de dólares.

“El objetivo es sostener el nivel de actividad y por eso estamos ocupados buscando los dólares que necesita el sistema productivo para seguir creciendo. Este año apuntamos a superar los 90.000 millones de dólares de exportaciones y tener una balanza comercial favorable de entre 12.000 y 13.000 millones de dólares”

El funcionario indicó que el Gobierno nacional está ocupado en “conseguir los dólares que el país necesita para seguir creciendo con medidas concretas, que den alivio fiscal a los sectores que generen dólares adicionales a los que venían generando”, como la industria automotriz, el sector petrolero y la cadena agroalimentaria, entre otros.

El secretario recalcó que el Gobierno busca divisas para sostener el importante nivel de actividad industrial “que continúa creciendo al 5% interanual y está 15% por arriba de la prepandemia” y aseguró que “la tasa de desocupación es la más baja en siete años”. Resaltó el crecimiento de sectores como la industria del conocimiento que “lleva 25 meses ininterrumpidos de crecimiento del empleo y ronda los 300.000 puestos de trabajo”.

También afirmó que, según datos del Ministerio de Trabajo de Nación, entre julio y septiembre “solo dos empresas industriales iniciaron expedientes por suspensiones de personal”.

En el mes de agosto, hubo un 36% más de importaciones respecto del mismo mes del año pasado

“El objetivo es sostener el nivel de actividad y por eso estamos ocupados buscando los dólares que necesita el sistema productivo para seguir creciendo. Este año apuntamos a superar los 90.000 millones de dólares de exportaciones y tener una balanza comercial favorable de entre 12.000 y 13.000 millones de dólares”, dijo De Mendiguren.

Asimismo, detalló que la guerra de Rusia contra Ucrania “le costó a la Argentina 4.900 millones de dólares, es lo mismo que gastamos los argentinos en viajes al exterior, que son unos 460 millones de dólares por mes” y que en “en los juzgados dieron un festival de cautelares por 2.600 millones de dólares”.

«Abuso de cautelares»

En este marco, explicó que desde el Gobierno nacional se inició “ante la Justicia federal, una causa por abuso de cautelares” que autorizaron 2.600 millones de dólares de importaciones.

«Este brutal récord de importaciones y de estas cautelares, en un 75% venían bienes terminados», señaló el funcionario, y añadió que con el ministro Sergio Massa «vamos trabajando fuertemente en saber qué es real de eso, cuánto se comían como el negocio de las cautelares, o importaciones que no eran necesarias para producir».

En este sentido, afirmó que «el viernes que viene terminamos la auditoria para saber cómo son las SIMI (Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones), darle trazabilidad, para que claramente no haya dos SIMI por la misma producción. Y, además, le vamos a dar certeza de pago, con las SIMI va a salir ahora la fecha en que van a pagar», enfatizó.

De esta manera, De Mendiguren planteó que «existía una presión devaluatoria enorme (que no ha desaparecido), muchos porque quieren especular, algunos por desestabilizar y algunos porque creen que la salida es esa; entonces, apostando a eso, lo que hacían con estas importaciones exageradas o inexistentes, era girar dólares baratos, sacarnos los dólares a la producción, sacarle los dólares a una Argentina que los necesita para el nivel de actividad y especular”.

«Por eso, el gran combate que nosotros encaramos es a la brecha, esto es muy claro, una brecha de esta naturaleza tienta a estos negocios”, concluyó el secretario de Industria y Desarrollo Productivo.

Comentarios