Perdieron todo tras un incendio en Marquesado, la casa era usurpada y no lo sabían

Se trata de dos hermanos, que este lunes mientras trabajaban se enteraron de la noticia de que el lugar que alquilaban estaba en llamas. Vecinos ayudaron a sofocar el fuego. La supuesta dueña del terreno, había usurpado el lugar y les hizo firmar un contrato falso.

Enrique (40) y Matilde (39) Jofré son dos hermanos sanjuaninos que en la noche de este lunes perdieron todo luego de que la casa en Marquesado, donde vivían, se prendiera fuego. Se quedaron con lo puesto, se enteraron que el terreno donde alquilaban era usurpado y con una conexión eléctrica precaria. Buscan ayuda.

En el interior de Villa Chacabuco, allí alrededor de las 19 Enrique salió de la casa y comenzó su trabajo como repartidor de Pedidos Ya. Matilde estaba de guardía ya que es enfermera. Todo fue alertado por los vecinos que comenzaron a escuchar los ladridos de los perros de los hermanos y luego vieron como el humo salía por algunos orificios de la casa.

“Rompimos el candado de la reja y luego el picaporte de la casa para poder ingresar. Los perros salieron corriendo y apenas abrimos el fuego se avivó”, contó a Tiempo de San Juan el vecino que se encuentra en la casa de al lado.

Un grupo más de personas se unió y comenzaron a sofocar las llamas con baldes de agua o manguerazos. “Volvi y los vecinos ya habían casi controlado el fuego. Luego llegaron los Bomberos y la dueña del lugar, al último”, contó Enrique a este medio.

Si bien las sospechas de que algo estaba funcionando mal ya venían desde hace unos días, se confirmó todo luego del lamentable hecho. “Teníamos un anafe, lo enchufamos y se quemó. Una pava eléctrica también, un televisor igual. Todos terminaban quemados. La térmica no saltaba nunca”, explicó Jofré. Luego revisaron los planos de la casa y se dieron cuenta de que la conexión eléctrica no tenía la habilitación correspondiente.

Es por esto que una vez provocado el incendio la luz seguía funcionando, luego del cortocircuito. Luego de un año de vivir allí, Matilde y Enrique tuvieron que irse a vivir a la casa de su hermana, con la preocupación de que la situación quede en nada ya que se enteraron que se trata de un terreno usurpado.

Los vecinos de la zona contaron a este medio que la supuesta dueña del lugar llegó hace unos años y construyó una casa de adobe, donde vivían los hermanos y luego una prefabricada que se encuentra desocupada.

“Somos trabajadores. Nos estábamos por ir a vivir a otro lado este domingo y pasó todo esto. Lo bueno es que estamos bien y lo material lo vamos a volver a conseguir trabajando, no hay que aflojar”, finalizó Enrique.

Cualquiera que pueda ayudar a los hermanos puede comunicarse al celular de Enrique: 2644 44-2837

Comentarios