Preocupación e incertidumbre por la volatilidad del dólar y la inflación

63

Uno de los principales desafíos que enfrenta la flamante ministra de Economía, Silvina Batakis, es controlar la inflación, que en el primer trimestre se acercó al 36% y que –según estiman las consultoras- superaría el 70% este año.

De acuerdo a los pronósticos previos, se esperaba cierta desaceleración del IPC para julio. De hecho, de acuerdo al último Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) del BCRA, este mes la inflación podría ubicarse por debajo del 5% por primera vez desde febrero.

Sin embargo, la volatilidad que exhibieron los dólares alternativos en las últimas jornadas, con un aumento aún mayor de la brecha, sumado a las restricciones a las importaciones impuestas por el Central la semana pasada, pueden tener un impacto en la evolución de los precios durante las próximas semanas. Así lo explicaron distintos analistas consultados.

“Creo que la medida de la semana pasada tomada por el Banco Central, de restringir dólares para los importadores, de por sí iba a tener un efecto inflacionario. Porque implicaba que había gente que no iba a poder pagar, porque no tenía acceso rápido al mercado, o si tenía que traer los productos igual, iba a pagar la brecha de alguna manera”, señaló a Ámbito Camilo Tiscornia, director de C&T Consultores.

La intempestiva salida de Martín Guzmán le sumó, a ese escenario, un grado más de incertidumbre. “Lo que pasa desde el fin de semana, con el cambio de ministro, es que se amplió esa brecha. Diría que esa tendencia, que ya venía de la semana pasada, se acentuaría”, sostuvo Tiscornia, quien de todas formas remarcó: “Hay que ver cómo se refleja esto en los precios. Por el momento, no detectamos demasiado en lo que estamos relevando. Aunque, obviamente, uno escucha que hay productos que no se están vendiendo, debe haber faltantes. Habrá que ver, cuando los productos aparezcan de vuelta, si hay un salto allí. Que es muy probable que ocurra”.

“Pero vamos a ver también cuánto dura todo este momento de volatilidad en el dólar blue y el contado con liquidación, en precios tan altos. Dependerá mucho de las expectativas, cómo se van a ir encarrilando y qué diga la nueva ministra. Pero, por ahora, diría que, si esto sigue así, lamentablemente, va a terminar siendo más inflacionario”, agregó el economista.

Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market, también hizo foco en las restricciones a las importaciones como un factor que impulsaría los precios al alza en el corto plazo: “Lo que estamos viendo en el mercado no es sólo por la suba de los dólares alternativos. Es por la restricción de acceso al MULC al dólar oficial. Entonces, ahora, la expectativa de las empresas es que no tienen acceso al MULC para acceder a los medios para importar los insumos que se venían importando, las pasaron de licencia automática a no-automática, entonces ahora sí se tienen que regir por la cotización del dólar paralelo”.

“Entonces, no tienen posibilidad del stock presente y tienen mucha volatilidad con respecto al valor de precio futuro, porque con un movimiento tan oscilante del mercado de cambios como estamos viendo, no se sabe si el precio que se fija está bien o mal. Es por eso que, o se paran las operaciones o se pone un precio de ‘stress’. Eso lo que está sucediendo. Las empresas o comercios dicen: ‘te lo vendo, pero a tal precio’. Y si no, no lo venden”, señaló Di Pace, quien agregó: “Entonces, hoy no hay precio en el mercado y esto se da por una doble situación: por la restricción a las importaciones de la semana pasada, sumado al movimiento en el mercado cambiario del dólar financiero que implica un dólar superior al estadio previo para reponer ese stock”.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.