Rivadavia: Un niño pidió ayuda antes de desmayarse y un vecino evitó que muriera intoxicado junto a su familia

Una mujer y sus dos nenes se intoxicaron con monóxido de carbono. Antes de perder la consciencia, el chico gritó por ayuda. Un vecino fue a socorrerlos y los encontró desmayados. Esa acción le salvó la vida a los tres.

Los desesperantes pedidos de auxilio de un niño fueron una pieza clave para que por estas horas ese menor, un hermano y su madre se sigan recuperando de una intoxicación que casi les cuesta la vida en una casa de Rivadavia.

Al parecer, un artefacto perdió gas y eso terminó afectando a la familia, quienes quedaron inconscientes. Antes de desmayarse, uno de los niños pidió ayuda y eso fue vital para que un vecino entrara a la casa y los salvara.

Fuentes policiales informaron que este hecho ocurrió minutos antes de las 23 del martes en un domicilio del barrio Nuevo Cuyo, en La Bebida.

Allí estaban una mujer y sus dos hijos, uno de 10 y otro de 12 años. En la fuerza indicaron que la familia se estaba calefaccionando con una estufa a gas, pero ese aparato se apagó y ese elemento continuó saliendo.

Poco a poco la familia se vio afectada y al ver que su hermano y su madre estaban cayendo desmayados, el niño que quedó consciente pidió ayuda.

Eso fue escuchado y visto por un vecino, de apellido Soria (33), quien de manera inmediata fue hasta la casa, entró y se topó con la mujer y los niños inconscientes, precisaron fuentes policiales.

El vecino llamó a las autoridades y en cuestión de minutos una ambulancia llegó para asistir a los intoxicados. Los tres fueron derivados al Hospital Marcial Quiroga para una mejor asistencia.

Comentarios