Trabajadores de la Municipalidad de Angaco se formaron en buenas prácticas de archivística

El ministro Alberto Hensel, acompañado del intendente Carlos Maza Peze, reconocieron a los colaboradores municipales que se capacitaron en gestión documental.

El Ministerio de Gobierno y el Ejecutivo de Angaco, en coordinación con el Archivo General de la Provincia, certificó en buenas prácticas de archivística a 33 trabajadores de la Municipalidad de Angaco.

En un acto del que participó el ministro Alberto Hensel, el intendente de Angaco, Carlos Maza Peze, los más de treinta colaboradores y colaboradoras de municipio recibieron su finalización de la formación que estuvo a cargo de la Prof. Susana Silvia Tello, de la Secretaría Técnica del SIPAR y Archivo General de la Provincia.

El jefe de la cartera de Gobierno, Alberto Hensel, felicitó a las personas que accedieron a capacitarse por el «compromiso puesto de manifiesto».

«Esta es una forma de ayudarnos a cumplir con este objetivo que nos hemos fijado todos los sanjuaninos y es que San Juan sea una provincia que ya hoy es un ejemplo en el marco de la reconstrucción de los hechos históricos de los procesos institucionales y de la aplicación de las políticas públicas que se transforman en políticas de Estado a medida que somos capaces de mantenerlas en el tiempo», dijo el funcionario.

Las jornadas de capacitación apuntaron a planificar las actividades archivísticas a nivel municipal, proponer y desarrollar políticas archivísticas institucionales para alcanzar una gestión documental eficiente y optimizar la gestión documental y la organización de archivos dando un salto de innovación y calidad en los procesos administrativos municipales.

Acompañó el secretario de Relaciones Institucionales Marcelo Fretes; director del Archivo General de la Provincia, Gasón Reino; subdirector del Archivo, Raúl Muñoz; Secretario de Gobierno Municipal Leonardo Videla.

Acerca de la capacitación

En el marco del 2020 los archivos y los procesos de gestión documental en las diferentes administraciones municipales, se enfrentaron a una situación de pandemia sin mayores previsiones tecnológicas y de conectividad, y sin normativas precisas sobre cómo gestionar en términos archivísticos los soportes documentales, que no dejaron de crecer en un marco de muchas situaciones nuevas.

A dos años del inicio de un nuevo paradigma es imperioso dar un salto de calidad e innovación. En este sentido, y considerando la Declaración de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) sobre la necesidad de que los sectores públicos y privados reconozcan el valor de la gestión documental y de los archivos, se reconocen tres acciones prioritarias:

Las decisiones deben estar documentadas: Es esencial que la base de las decisiones, y las decisiones en sí mismas se encuentren completamente documentadas.

Los registros documentales deberán ser asegurados y preservados en todos los sectores: la existencia de prácticas archivísticas adecuadas se reflejara en términos de calidad, esto implica la necesidad de aplicar conceptos nuevos, dejando atrás modelos administrativos obsoletos e inadecuados.

La seguridad, la preservación y el acceso a los documentos deben facilitarse: La incorporación de prácticas y procesos archivísticos garantizarán la preservación de los fondos documentales y facilitarán su acceso.

Objetivos específicos

  • Gestionar adecuadamente la información, garantizando un acceso a la información de calidad, para combatir las fake news en tiempos de tanta incertidumbre
  • Conocer, y aplicar normas legales y procedimientos técnicos adecuados a la organización de los Archivos.
  • Vincular la Gestión documental a los Archivos, superando la antigua concepción de “archivos encerrados”, “espacios de castigo”, o “archivos depósito”.
  • Proponer una nueva Norma Legal. La tabla de Retención documental aplicando la ley 279 “A” y el Decreto Reglamentario Nº 1417.

Comentarios