Un año sin Guadalupe Lucero: su familia convoca a una marcha

El 14 de junio de 2021 fue la última vez que vieron a Guadalupe Lucero, una nena de seis años que se encontraba jugando junto con primos en el barrio 544 Viviendas, en San Luis. Pese a los diversos operativos, la investigación policial, e incluso la movida a nivel nacional, nada se sabe de su paradero.

Muchas fueron las pistas que surgieron, pero ninguna logró dar con la niña de quien nada se sabe. Fueron 180 líneas de investigación desarrolladas a lo largo de todo el país, más de 400 allanamientos y el secuestro de más de 100 celulares. Incluso la investigación paró a la órbita de la Policía Federal ante la posibilidad que la menor hubiera sido raptada para ser una víctima de trata.

Al cumplirse un año de la desaparición, su familia ha convocado una marcha para este martes 14 de junio, que se realizará a las 17 horas en Colón y Bolívar, en San Luis, donde también se va a descubrir un mural en honor a la pequeña. “A un año de la desaparición de Guadalupe, convoco a reunión para organizarnos para marchar. Guadalupe nos necesita en las calles reclamando por su aparición con vida”, escribió en redes sociales Yamila Cialone, mamá de Guadalupe.

“A un año de la desaparición de Guadalupe, convoco a reunión para organizarnos para marchar. Guadalupe nos necesita en las calles reclamando por su aparición con vida”, escribió en redes sociales Yamila Cialone, mamá de Guadalupe.

La marcha será hasta el Poder Judicial de San Luis, donde se planifica la exhibición de un video que recopila la familia e intervenciones artísticas para recordar a niña de seis años. Además, se incluirá el pedido de renuncia del ministro de Seguridad de la Provincia, Luciano Anastasi, por considera que “el Estado es responsable” al no haber podido localizar el paradero de la niña.

La desaparición de Guadalupe, que movilizó a todo un país

La última vez que vieron a la menor fue la tarde noche del 14 de junio de 2021, cuando jugaba con primos en un cumpleaños en un barrio en San Luis. Según el relato de uno de los menores que estaba con ella, simplemente Guadalupe “se fue”.

Al detectar la ausencia de la niña, Yamila Cialone realizó la denuncia que dio inicio a la búsqueda. Fueron varias las teorías que se barajaron sobre qué había pasado con la niña, como trata de persona, un accidente en la vía pública, un secuestro por ajuste de cuentas entre otros, pero ninguna se pudo confirmar o dar con el paradero de Guadalupe.

Incluso se emitió una Alerta Sofía, que llegó a todas las provincias. Varios testigos afirmaron haberla visto en Mendoza, por ejemplo, pero esas pistas no arrojaron nada certero tras una investigación.

La última novedad fue en abril de este año, cuando se realizó un nuevo rastrillaje en un descampado cercano a la zona donde se la había visto por última vez. Allí se encontró una pequeña calza rajada, un par de botas y restos óseos quemados. Pese al hallazgo la madre no reconoció las prendas y la Justicia determinó que los restos óseos pertenecían a animales: «Recién salgo de la Fiscalía Federal para reconocer la prensa que encontraron en el rastrillaje del día martes, dicha prenda era una calza y no pertenece a Guadalupe. No es la calza que llevaba al momento de la desaparición, gracias a Dios. ¡Un alivio para la familia!», expresó su madre en redes sociales.

Actualmente se volvieron a tomar testimonios y se realizaron Cámaras Gesell con niños que estaban con Guadalupe. Con respeto a Eric, papá de la menor, solicitó ser querellante, pero por el momento la Justicia de San Luis no respondió a dicho pedido.

Comentarios