Una mujer mató de hambre a su bebé al alimentarlo con una estricta «dieta vegana»

La madre fue acusada por la muerte por desnutrición de su hijo de 18 meses. Según la investigación, el pequeño era alimentado sólo a base de frutas y verduras crudas.

Un caso de filicidio causó consternación en las últimas horas. Una mujer fue acusada por haberle causado la muerte a su hijo de 18 meses, al que alimentaba con una estricta dieta vegana a base de frutas y verduras crudas. Según la investigación, el bebé estaba desnutrido y apenas pesaba 7 kilos al momento de su deceso.

 

El hecho sucedió en Cape Coral, al suroeste del estado de Florida, en Estados Unidos. Sheila O´Leary (35), madre de cuatro niños, fue arrestada, junto a su marido Ryan O´Riley, por la policía tras el fallecimiento de su hijo Ezra, de tan sólo 1 año y medio.

 

Según las autoridades locales, la mujer es la principal responsable de causar el deceso del bebé por una grave malnutrición y por eso fue acusada por los delitos de «asesinato en primer grado, abuso infantil agravado de un menor, negligencia infantil y abuso infantil».

 

La madre, que fue detenida en el 2019, les explicó a los oficiales que la arrestaron en su hogar que ella y toda su familia eran veganos y por eso sus hijos, incluido Ezra, seguían una dieta a base de alimentos crudos, según consta en los reportes policiales.

 

 

Esa estricta dieta vegana que hizo mención la mujer de 35 años consistía principalmente en frutas y verduras crudas como mangos, rambutanes, plátanos y aguacates. Además, especificó que la alimentación del pequeño Ezra era complementada con leche materna.

 

El médico forense del caso declaró el lunes pasado ante el juzgado que el bebé Ezra, «parecía estar gravemente desnutrido en el momento de su muerte».

 

En tanto, detalló, que con un año y medio, apenas pesaba poco más de 7 kilogramos, un peso aproximado para un niño de siete meses.

 

Por su parte, Francine Donnorummo, jefa de la Unidad de Víctimas Especiales de la Oficina del Fiscal durante los alegatos afirmó que otro de los hijos de la pareja fue diagnosticado con retraso en el desarrollo por seguir esta alimentación y destacó que entendían bien lo que hacían.

 

«Ese niño no comía. Lo mataron de hambre durante 18 meses. Fue una acción pensada y planificada, ella sabía lo que tenía que hacer», sostuvo la Fiscalía.

 

En la exposición de los argumentos finales, la Fiscalía indicó que hay pruebas suficientes para que el jurado declare culpable a Sheila O’Leary «más allá de toda duda razonable».

 

Asimismo, la defensa le pidió al jurado en su alegato final que considerara que su cliente no llevó a su bebé al médico porque «Tenía miedo de que le quitaran a su hijo», y resaltaron que sobre todo «ella no tuvo intención de dañar a Ezra».

 

Por último, O’Leary, rechazó previamente el acuerdo de culpabilidad de la fiscalía por 30 años de cárcel. Es por eso que el juez encargado del caso le advirtió que, de ser hallada culpable, recibirá una sentencia de cadena perpetua.

Comentarios