Una referente del Polo Obrero en San Juan, aseguró que reciben un aporte del 2% de cada beneficiario

94

Virginia Suterland, referente del Polo Obrero de San Juan, admitió al cronista de exteriores de Estación Claridad Mauricio Dávila, que “Polo Obrero recibe un aporte solidario del 2% del plan social que cobra un beneficiario”. Si el monto de un plan social es de 20 mil pesos, el beneficiario tiene el derecho de cobrar 20 mil pesos sin darle a nadie un solo peso.

En este sentido Estación Claridad muestra cómo un beneficiario de un plan social puede proteger su dinero y dejar de ser esclavo de los líderes piqueteros. En San Juan se cobran cerca de 20 mil planes sociales de los cuales 3500 son monitoreados por el Estado Provincial y el beneficiario no tiene que pagar ninguna coima para seguir cobrando el beneficio.

Pero para que ello ocurra hay que hacer un trámite on line (cambio de unidad de gestión) en el Centro de Referencia del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación ubicado en calle 9 de Julio antes de General Acha en Capital y que dirige Romina Albarracín.

La funcionaria admitió a este diario que “los aprietes y las amenazas de líderes piqueteros continúan y poco se puede hacer si los damnificados no denuncian o hacen el cambio de unidad de gestión”. Actualmente hay 4400 trámites iniciados para ese cambio y el beneficiario puede elegir, entre otros, al Ministerio de Desarrollo Humano de San Juan, ONGs y fundaciones, entre otras instituciones como unidad de gestión lo que les permitirá el cobro total del plan sin tener que asistir a ningún piquete y menos darle a nadie un solo centavo.

Las organizaciones piqueteras de San Juan manejan padrones y con sus referentes nacionales gestionan los planes sociales ante los Ministerios de Trabajo de la Nación o el Ministerio Social nacional. Para que los beneficiarios puedan recibir el dinero del plan, el Ministerio Nacional debe tener registrado una “Unidad de Gestión” que es la organización piquetera.

Al hacer el trámite de cambio de unidad de gestión no se debe elegir otra organización piquetera. Así, el plan queda protegido y el beneficiario desaparece del padrón que maneja la organización piquetera dejando de pertenecer a esa estructura de apriete.

Pero hay un dato de suma importancia a tener en cuenta para no caer en la trampa. El beneficiario no debe brindarle a nadie su clave de seguridad social, menos a la organización piquetera. Con esa clave de seguridad social, la organización puede cambiar el plan social de unidad de gestión y pasar el beneficio de una organización a otra haciéndole creer al beneficiario que el plan fue dado de baja. En realidad, ese plan se sigue cobrando a través de otra organización piquetera o unidad de gestión.

A dos semanas de las amenazas de Emilio Farías, líder de la agrupación 17 de Noviembre, quien en un audio de WhatsApp amenazó con “poner en rojo” a quien no asista a una marcha piquetera con cortes de calles, no pasó nada.

La trampa es siempre la misma, “hay que salir a la calle a demostrar poder de fuego porque viene un nuevo cupo de planes “Potenciar” y tenemos que luchar para recibir la mayor cantidad de planes posibles” dice Farías abiertamente a sus dirigidos antes de comenzar una nueva jornada de protesta en las calles de San Juan.

Pero esos planes no llegarán nunca porque este jueves el titular de la cartera Social de la Nación, Juan Zabaleta, no solo no recibió a piqueteros sino que además negó nuevos planes sociales.

Pero el beneficio de hacer el cambio no solo radica en dejar de entregarle dinero “voluntariamente” a las organizaciones piqueteras, sino que además el beneficiario comienza ser capacitado en el oficio que quiera. Esta tarea está a cargo de la UOCRA, la Unión Industrial San Juan y la Cámara de la Construcción.

 

 

 

FUENTE: Estación Claridad

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.