“Wado” de Pedro: “Quieren proscribir a Cristina como hicieron con Lula”

El ministro del Interior se refirió a la situación judicial de la Vicepresidenta. Aseguró que los jueces y la oposición tienen miedo a que se presente a las elecciones del próximo año

El ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, acusó a los jueces y a la oposición de intentar proscribir electoralmente a Cristina Kirchner para los comicios del año que viene. “Quieren proscribir a Cristina como proscribieron a Lula, eso es parte de un retroceso en la democracia, eso no es el futuro que queremos”, aseguró el funcionario en declaraciones al periodista Roberto Navarro en El Destape radio.

De Pedro contrapuso la figura y el sector representado por Cristina Kirchner a Juntos por el Cambio, un sector que -según analizó- llegó al poder con “un plan de negocios” y en 2023 irá “por un segundo tiempo”. La frase alude irónicamente al libro de memorias de gestión del ex presidente Mauricio Macri, titulado “Primer Tiempo”.

“La única forma de garantizar la legalidad y la impunidad posterior era copando sectores del Poder Judicial”, agregó.

La idea de que existe una intención electoralista de proscripción y la comparación con la situación de Lula Da Silva se convirtió en las últimas horas en la principal línea discursiva de los dirigentes que defienden a la ex Presidenta, acusada de liderar una asociación ilícita que cometió irregularidades con la concesión de la obra pública en la provincia de Santa Cruz. En ese caso, esta semana los fiscales Diego Luciano y Sergio Mola pidieron que sea condenada a 12 años de prisión.

Les molesta que Cristina siga generando esperanza y amor en el pueblo, por eso llevan muchísimos años tirándole toneladas de fake news sobre la espalda. La gente sabe que Néstor dejó su vida, que ella puso en juego su salud y sus cuestiones personales en post de construir una Argentina que le dé felicidad a la gente. Contra eso no van a poder”, declaró. “El pueblo, la clase media, los empresarios y los comerciantes tienen muy presente el valor de la política y de las transformaciones entre 2003 y 2015. No hay fallos ni sentencia que borren el amor del pueblo hacia una dirigente como Cristina”, subrayó.

“A 40 años de democracia que se cumplen el año que viene, no podemos permitir la proscripción, ni la persecución y el manoseo de las instituciones de la República”, insistió.

Acerca de las acusaciones de los fiscales Luciani y Mola, el ministro del Interior dijo que se notó que “fue un show” por “la falta de contundencia o inexistencia de pruebas”, y planteó que ante la posibilidad de emitir el juicio “no transmiten ninguna declaración o testigo que tenía nada que ver con la sentencia mediática”.

“Lo único que les quedó es hablar de toneladas de pruebas, montar el show con el fiscal, lo único que les queda es presionar a los jueces porque temen el poder mediático”, afirmó. “Lo de Cristina sí fue contundente, eso sí fue mostrar pruebas e imparcialidad”, dijo al referirse sobre la revelación de los mensajes de chats entre el ex secretario de Obras Públicas, José López, y los empresarios Nicolás “Nicky” Caputo -amigo de Mauricio Macri- y Eduardo Gutiérrez.

En línea con la interpretación de Cristina Kirchner, la intención de los jueces a condenar a la vicepresidenta está vinculada a que “los grupos concentrados quieren volver a un prekirchnerismo en el que el FMI daban las pautas del modelo económico”. “Los presidentes eran gerentes del poder. Todavía hay algunas patrullas perdidas en que Argentina quiere volver a hacer eso”, planteó.

Comentarios